miércoles, 7 de septiembre de 2016

Proyectiles (Evolución)

Bueno, parece que me apetece de nuevo escribir algo, pero no os asustéis que enseguida se me pasan. Dos artículos al mes es una exageración para mí.

¿Otro rollo patatero de los tuyos? Fuente: Miau, digo propia.

Hace tiempo llevo dándole vueltas al tema de cómo han ido evolucionando los proyectiles que nos lanzamos los humanos en los conflictos a lo largo de la historia y parte de la prehistoria. Dado que no me voy a poner a relatar desde los cantos rodaos a los misiles ICBM, me voy a centrar en las armas ligeras, las que suelen llevar la gente por si solo, así que nos olvidamos de trabuquetes, morteros, cañones, ballistas, catapultas y otra serie de ingenios ideados con la sana costumbre de apiolar al personal.

Enrique V sentando el precedente de como tratar
a la nobleza ghabacha que luego copió Robespierre.
Aunque tradicionalmente las batallas campales se solían resolver por el sutil medio de hundir la crisma o sacarle las tripas al contrario por sutiles métodos como blandir garrotes, lanzas, espadas, mazas y otros sistemas similares por lo general, de naturaleza cortante y/o contundente ya desde muy antiguo se observó la gran ventaja de que si apiolas al contrario a distancia la probabilidad de que haga una operación de apendicitis en vivo con una incisión que va desde el cuello a las ingles se reduce bastante con lo que las armas arrojadizas han acompañado a las unidades de infantería pesada de toda la vida. Hondas, arcos, dardos, venablos, ballestas y todo tipo de dispositivos han estado acompañando al soldado de cada época y en ciertas ocasiones, con una eficacia más que considerable como los honderos baleares, los arqueros ingleses o los arqueros a caballo partos. El problema era entrenar a suficiente gente para que sean eficaces no era una empresa sencilla. Por ejemplos los arqueros ingleses se entrenaban toda su vida ya que era obligatorio por ley. El resto de diversiones y deportes estaban prohibidos. Esto demostró su eficacia ante los caballeros franceses en varias ocasiones o a los castellanos en Aljubarrota (por cierto, aquí también había caballería francesa y arqueros ingleses) pero como hemos dicho, el disponer de tales tropas no era fácil y si la cosa se ponía fea, se te podían volver en tu contra con facilidad por lo cual el modelo inglés no era bien visto en el resto de Europa.

Pues a lo que iba, que me enrollo como una persiana, al parecer ya desde el s.XIII ya se venían utilizando, con  casi igual riesgo para el enemigo como el amigo diversas armas de fuego cuya calidad de construcción hacía que para dispararla habría que ser muy optimista. Pero muy, muy optimista o tener a alguien que le pegara fuego al arma mientras estabas a la distancia adecuada, claro. Estos chismes eran enormes lo que hacía que solo se pudieran utilizar en labores de asedio, pero poco a poco la cosa fue evolucionan, mejorando, reduciéndose de tamaño hasta que llegó el momento en que lo podía llevar un soldado sólo (bueno, apenas se ha notado la introducción, ahora vamos a lo que vamos)

Obviando engendros como los cañones de mano que eran básicamente un palo a la que estaba sujeto el arma y que se disparaba arrimando una mecha a mano al oído (por donde se hace llegar el fuego a la carga de proyección) ya a partir del s.XV se empiezan a multiplicar estas armas y cuando llegan a ser un número suficiente. El Gran Capitán ya hizo buen uso de estas armas y en las afueras de Milán demostraron su eficacia al enviar al otro barrio a algunos miles de suizos, a cambio de la vida de un soldado imperial (de los de Palpatine no, de los de Carlos V)
Soldados imperiales esperando a los suizos en Bicoca.

Aparte de la caballería que aunque molaba mucho tenía muchas limitaciones y de la artillería que era cara, poco ágil, complicada de suministrar (Carlos V lo intentó, pero no consiguió unificar calibres) la reina de la batalla era la infantería. Ya las corazas iban desapareciendo poco a poco, quedaban poco más que cascos y petos y los infantes iban armados principalmente con picas, en una versión moderna de la falange aunque con menos limitaciones. Un cuadro de piqueros plantados a pie firme y sus armas erizadas en varias filas de profundidad podía acojonar a cualquier escuadrón de caballería que prefería acercarse, disparar sus armas y volverse por donde había venido. A esta maniobra se la conoce como caracola que podía acojonar bastante, pero ante tropas entrenadas tenía poca eficacia. Ver avanzar hacia tus posiciones un muro de picas también imponía bastante y las tropas contrarias solían salir en desbandada ante semejante espectáculo para regocijo de la caballería que se ponía las botas ante el enemigo disperso y en huída aunque a veces el otro cuadro de picas aguantaban y llegaban al choque de picas que no debía de ser el espéctaculo más agradeable del mundo salvo que sean amarte del cine gore o de la imaginería de Semana Santa.

Pues ya el Gran Capitán vio que si a esos cuadros de piqueros le añadías algo así como una tercera parte de soldados armados de armas de fuego y/o ballestas al capacidad defensiva y ofensiva del mismo aumentaba exponencialmente. En concreto, formaba un cuadro central de picas y en sus cuatro esquinas,. grupos de arcabuceros y mosqueteros. Mientras el enemigo estuviera a distancia de tiro estos grupos se encargaban de hostigarlos, en caso de la cosa se pusiera fea, los arcabuceros se metían dentro del cuadro de picas desde donde podían seguir disparando o combatiendo con armas blancas.
Tercio en batalla. Los piqueros en el centro y los arcabuceros rodeándolo, junto con las
cuatro mangas (los de las esquinas). Fuente: Schlacht Noerdlingen. Mattaeus Merian

Lo que quería contar inicialmente (tras este breve preámbulo) era que por esta época había dos clases de armas de fuego para infantería: en mosquete pesado y el arcabuz que aunque también pesaba un huevo, se le consideraba ligero (en comparación con el otro) El mosquete era un arma muy grande y pesada (los mosqueteros de Alejandro Dumas deben su nombre a éste arma y no a la espada ropera con que alegremente se dedicaban a apiolar a la flor y nata de la sociedad gabacha) y que llegaba disparar pelotas de plomo de hasta dos onzas. Dado que la onza es la decimosexta parte de la libra y esta son 460 gramos, estos chismes te lanzaban cachos de plomo de unos 56 gramos cosa que debía de hacer pupa cosa mala. También había versiones de onza y tres cuartos, onza y media y una onza. Un chisme tan gordo precisaba de una horquilla para apoyarlo a la hora de disparar y podía precisa hasta de un par de minutos para cargarlo de nuevo. Se solían llevar 12 cargas preparadas. La eficacia tras los primeros disparos debía ser escasa por la humareda que se levantaba (pólvora negra) y la probabilidad de atascarse al cabo de pocos disparos bastante alta.
Esta humareda la han montado cinco. Ahora imaginemos varios cientos
disparando a la vez la que se podía montar. Fuente: propia.
El arcabuz era una versión reducida de éstos chisme, con menor peso y pegada (una onza de plomo o menos)  y no precisaba de horquilla. A Cervantes le metieron tres de estos en Lepanto y sobrevivió, así que debería ser menos eficaz, o el más fuerte, o tener mucha suerte o todo junto. La cadencia de fuego era superior a la del mosquete. En vez de un tiro cada dos minutos sería uno por minuto aunque claro, con una formación cerrada de mosqueteros y arcabuceros que iba rotando cada fila tras disparar mientras cargaba y que igual te soltaba una descarga de 16 armas cada pocos segundos mientras avanzaba debía impresionar por no decir acojonar. Todo esto disparaba balas redondas de plomo, cosa que no variaría hasta bien entrado el s.XIX.

Bala Minié. fuente: Wikipedia
Esta configuración fue la que dominó el campo de batalla hasta aparición del mosquete (otro distinto del anterior) con llave chispa y el cartucho de papel, ya previamente preparado para su uso. La cadencia de fuego se elevó hasta unos 3-4 disparos por minuto y ya desaparecen las picas pero han tenido que pasar 200 años, cosa que se dice pronto. El calibre se reduce a menos de una onza (17 o 18 bolas por libra de plomo) y el alcance aumento poquito. Con muchas suerte le das a una formación de soldados a 200 metros pero lo normal es que no sea preciso por encima de los 100 metros (preciso, lo que se dice preciso, no es lo que hoy entendemos como preciso. Por no tener, no tenía no miras) Una variante es el rifle, de ánima rayada mucho más preciso y más complicado de cargar. En USA se desarrolló el rifle de Kentucky que si es preciso a 300 metros, con un calibre más reducido (.50 o menor) Todo esto disparando bolas de plomo, pero la cosa iba a cambiar. A un francés con apellido de novia de ratón de la Disney se le ocurrió diseñar un proyectil de plomo blando, con forma ya de bala "modelna" con una estrías a los lados rellenas de grasa y con una parte trasera cóncava. Al expandirse los gases presionan esta parte trasera cóncava contra las paredes del cañón lo que aprovechaba más la fuerza de los mismos y hacía la bala saliera mucho más rápido y dado que no había que hacer cosas raras para cargar como los rifles anteriores, la cadencia de fuego era la misma con una alcance y precisión nunca visto hasta entonces. Apareció la bala Minié. Ya lo de tener formaciones de infantería soltándose descargas a 100 metros empezaba a ser peligroso de verdad. Ahora podías apuntar a un blanco a 200 metros ... y darle con relativa facilidad. Ahora tocaba agacharse y apuntar con más cuidado. Andamos por la mitad del s.XIX, por la Guerra de Crimea y la Guerra Civil Americana. Otra ventaja es que la bala se lleva parte de la suciedad del cañón lo que permite disparar más veces, las bolas de plomo de las armas previas estaban diseñadas para que hubiera cierta holgura entre el proyectil y el cañón, lo que se conocía como "viento" y estaba pensado para facilitar la carga del arma. Esto provocaba que la bola saliera "rebotando" contra las paredes del cañón con una trayectoria no especialmente precisa, cosa que si permite este tipo de bala.

Ya en la Guerra Civil Americana se les ocurrió meter dentro de un recipiente de latón el fulminante, el propelente y el proyectil. Si no me equivoco el primer arma reglamentaria para ese tipo de artucho fue el Spencer, no el Winchester como se piensa. De hecho, creo que el Winchester nunca fue reglamentario al menos en USA. A pesar de la mejora, se seguían usando balas muy pesadas, de calibre .45 o superior (11 mm) y casi una onza de peso. Otro tipo de armas como los fusiles Remington de un solo tiro usaban este tipo de munición.

Ya con la llegada de las armas de cerrojo la cosa cambia. Los alcances se disparan (literalmente) hasta el orden de los 1.000 metros (lo cierto es que nadie podía darle a nada a esa distancia, los francotiradores solían disparar a mucha menos distancia, entre 400 y 600 metros) se mejoran los cartuchos y con los fusiles Mauser pasamos de tener calibres de media pulgasa (.50" ó 12,7 mm y similares) a los 7,62, 7 e incluso menores como el 6,5 Arisaka. Los proyectiles pasan a ser mucho más ligeros, de los 28-30 gramos pasamos a los 9-11 gramos, matando lo mismo o más (la fórmula de la energía cinética es la mitad de la masa por velocidad al cuadrado ... y la velocidad del proyectil es mucho mayor)

Tras la SGM se vió que para las tropas normales una distancia de tiro de 400 metros era más que se sobra y se redujeron los cartuchos. USA introdujo el .223 para el M-16 cuyo proyectil pesa menos de 5 gramos. Con el tiempo la URSS desarrolló el 5,45 con un peso similar y a tenor de lo que pasa en el mundo, matan con la misma eficacia que sus hermanos de 50 gramos de hace 500 años, si no con más.

Obviamente existen miles de calibres y municiones (por ejemplo he obviado la munición de subfusiles y pistolas) y cientos de excepciones. Por ejemplo he dicho que los francotiradores disparaban a 400-600 metros y seguro que a todo el mundo le viene en mente tiradores que han hecho blanco a dos o más kms. Vale ,es cierto, pero son todos recientes y con equipos muy sofisticados, no tiradores la de IGM o de la SGM. Pero no era la idea de esta entrada. La idea original era mostrar cómo habían evolucionado los proyectiles de infantería desde las pelotas de plomo de dos onzas a los modernos proyectiles de 5 gramos.

Lo cierto es que no me esperaba que me saliera tanto rollo.

¿Ya has acabado? Me había quedado como ... traspuesta.





domingo, 4 de septiembre de 2016

Buscando vida alienígena ... en la Tierra.

Estos días anda muy de moda el descubrimiento de un planeta en la zona habitable de Proxima Centauri lo que ha revolucionado a la prensa ya que debe ser que en verano no tienen mucho que hacer ya que el hecho de que el planeta esté en la zona Ricitos de Oro no quiere decir que sea habitable o que tenga vida de algún tipo. De hecho, en el Sistema Solar hay tres planetas en esa zona y sólo ha vida en uno de ellos. Uno es un infierno con una presión atmosférica en superficie que equivale estar a 100 metros bajo el nivel del mar y el otro tiene una atmósfera muy tenue, bajas temperaturas y una radiación solar brutal.
Vuelve este pesado, déjame esconderme.

El asunto que quiero plantear es una magufo muy recurrente: la visitas de extraterrestres a nuestro planeta. Sólo llevamos unos años localizando exoplanetas y a día de hoy hay confirmados unos 3.300 y unos 4.700 candidatos (cuando leas estos seguro que los números han variado) y Kepler precisamente no está mirando un amplio campo del cielo, sino todo lo contrario, 115 grados cuadrados o lo que es lo mismo, un 4 por mil (sí, por mil, no por ciento) del cielo. Así que estadísticamente parece ser que el número de planetas es enorme, al menos uno por estrella y sólo en el Vía Láctea hay cientos de miles de millones de ellas. En alguna ha de haber vida por narices, sea microbiana, moluscos acorazados, insectos gigantescos, grandes reptiles, ... etc. ¡un momento! ¿de qué me suena mí esto?
Área de observación de Kepler. Fuente: Wikipedia

Vamos a hacer un ejercicio de imaginación (no se olvide la toalla) y supongamos que una civilización extraterrestre que llamaremos originalmente los Vogones (que sí, que me lo estoy inventando yo todo, que no es plagio de nada) una raza intemporal que existe desde antes del Big Bang (porque me hace falta para contar lo que quiero) culta cuya poesía alcanza unas cotas inconmensurables. La cuestión es que una nave Vogona anda buscando un planeta habitado para hacerles partícipes de su poesía. Dado que son una raza intemporal pueden llegar a la Tierra en cualquier momento, entonces ¿qué pasaría si llegan?

- 100 millones años tras el big-bang: Pues que no se ve nada. El Universo no se volvió transparente hasta los 800 millones de años. Tras esta pequeña broma vamos a saltar unos 11.000 millones de años más que nada porque hasta entonces, no había Tierra como la conocemos. Ya el lector perspicaz se habrá dado cuenta que no hace falta que los Vogones sean anteriores al Big Bang. Con llevar aquí 5.000 millones de años, sobra.
- Hace 4.500 millones de años. Aquí no hay nadie para recitarle poesía. Esto es un mundo fundido que gira en apenas 8 horas. Serviría para rodar el Episodio III de Star Wars la parte de Mustafar. Además, tiene un compañero en un punto de Lagrange que oscila cosa mala y no se yo .....
- Hace 3.000 millones de años. La cosa tiene mejor pinta, ese compañero ya se ha ido, pero tiene un peazo de luna pegado al planeta que monta una mareas de cuidado. Vamos a montar un centro de turismo para surferos pero por lo demás, esto es un rollo. Lo peor es la atmósfera. Cada vez tiene más mierda de esa llamada oxígeno.
- Hace 1.100 millones de años. Los vogones vuelven todos ilusionados con su Recopilación de Poética Vogona III pero aquí en este planeta es casi todo agua o mejor dicho, hielo. Hay una parte más alta que vamos a llamar Rodinia. Pero salvo las estaciones de sky que vamos a montar, tampoco hay mucho más que rascar. 
Poetas vogones.

- Hace 850 millones años. ¿qué coño es esto? Aquí solo hay nieve. Tras el Crack Bursátil de los Muñecos de Nieve de la última vez la gente no la quiere ni para enfriar el cocido.
- Hace 500 millones de años. Bueno, ha mejorado el tiempo, pero esto se ha llenado de agua y hay unos bichos muy raros en el agua. Vamos a fumigar a ver si podemos poner una piscifactoría.
- Hace 400 millones de años. Vale, ya hay bichos normales en el agua, pero tenemos la tierra firme plagada de cucarachas y otros bichos raros. A fumigar, a fumigar.
- Hace 300 millones de años. Esto ya tiene mejor pinta. Vamos a construir un auditorio para hacer poesía y ... ¡anda! mira que bicho más majo ... ven bonito, ven ... ¡coño! ¡me ha mordido! Pues te vas a enterar jodío.
- Hace 250 millones de años. ¡A tomar por el saco! Aquí ni miro, vamos a echar Cucal. Ya estoy harto de bichos.
- Hace 65 millones de años. Bueno, ya tenemos cesped, arbolitos para tomar la sombra, aquí hay unos dinosaurios que pacen tranquilamente ... pues nada, ahora si podemos establecernos. ¡leñe! ¿y aquel? Abuelita ... ¡qué dientes tan grandes tienes! ¡y que cala de mala leche! ¡nooo, a mí nooooo! Pues nada, si hay bichos que muerden ....
- Hace dos millones de años. Aquí la cosa parece ya más tranquila. Mira aquellos monos como juegan con piedras y palos ... ¡qué divertidos!

Pues nada, aquí ya hemos venido muchas veces y no hay vida inteligente ni nada que se le parezca. Vamos a hacer la clasificación del planeta este y nos vamos:

La Tierra: inofensiva. Si eso ya vendremos en un pass de millones de años por si hay que cambiar la clasificación (por ejemplo a "Fundamentalmente inofensiva")
La principal conclusión de este artículo.

Para resumir. Para encontrar vida inteligente hemos de coincidir en dos cosas: en el espacio y también en el tiempo. Y en este Universo, las cosas no suceden a la vez, dos estrellas de edad similar pueden tener millones (que sería milésimas de segundo en la escala de tiempo del universo) o cientos de millones de años de diferencia entre una y otra son que sean muy diferentes (el Sol tiene unos 4.500 millones de años, 500 arriba o abajo en la secuencia principal no es gran cosa) Esto quiere decir que suponiendo dos planetas iguales, uno en cada sol, uno podría tener nuestro grado de evolución y en otro empezando a aparecer los árboles en la superficie. Y lo que ahora vemos como estrellas jóvenes (las Pléyades por ejemplo) dentro de 15.000 millones de años, una posible civilización que apunte sus telescopios a la Tierra verá una serie de planetas yermos alrededor de una enana blanca. A lo mejor para entonces la zona de habitabilidad no llega siquiera a Mercurio.

Alcatraz
La foto de arriba la he sacado yo desde Russian Hill en San Francisco. Si vas por allí ahora, pues no me vas a ver. No es suficiente con coincidir en el lugar, también hay que hacerlo en el tiempo y yo eso lo veo incluso más complicado.



martes, 24 de mayo de 2016

Recordando el Maine

El 15 de febrero de 1989 se hundía en La Habana, en Cuba que era parte de lo que quedaba del maltrecho Imperio Español el acorazado Maine. En EEUU se empezó una campaña de prensa instando a la guerra contra España al grito de "¡Recordad al Maine!" (y una segunda parte de la frase no muy benevolente con España) orquestada por entre otros por el vendedor de periódicos Joseph Pulitzer y que ahora da su nombre a un premio al prestigio periodístico. Vamos, como si dentro de 100 años existe el Premio Eduardo Inda a la honorabilidad periodística.

Recreación de la explosión del Maine.
El asunto no es el periodista en cuestión sino el "recordad el Maine" ... seguro que la frase suena mucho pero ¿qué leches era el Maine? Pues vamos a ver si lo puedo aclarar un poquito. 

Lo primero que hay que decir es en España se le conoce como el acorazado Maine aunque según la nomenclatura de EEUU no era un acorazado principalmente porque en aquella época, nadie sabía lo que era un acorazado. Su denominación oficial era ACR-1 Maine o lo que es lo mismo Armored Cruise #1 o crucero acorazado ¿cual es la diferencia? pues sobre todo la evolución en el tiempo pero para aclararlo voy a intentar poner una breve cronología de la evolución de los barcos en su época para intentar ponernos en contexto. No hemos de olvidar que el s.XIX fue un periodo de gran evolución tecnológica y uno de los campos en que más se avanzó fue en el masacrarnos unos a otros ... como siempre.
- 1805: los hijos de la Pérfida Albión zurran la badana de lo lindo a la escuadra conjunta franco-española (toda la culpa fue del gabacho al mando, por supuesto) ¿qué tenemos aquí? Barcos de madera, propulsados a vela, cañones de avancarga y municiones formadas principalmente por pelotas de hierro y palanquetas. Aunque obviamente las técnicas de navegación y artillería han evolucionado a los largo de los siglos básicamente, la estrategia es colocar un par de barcos lado a lado para zurrarse desde menos de un 1km y luego pasar al abordaje si procede (claro que si le metes el costado de tu navío a la popa del otro y le barres con una andanada el efecto es mucho mayor) Aquí lo mayor que ahí son los cañones de 36 libras (unos 16 kgs por proyectil) y las carronadas inglesas de unas 68 libras, pero con un alcance muy inferior.
- 1838: el SS Great Western, un vapor de ruedas propulsado a vapor y vela era capaz de cruzar el Océano Atlántico. Apenas han pasado 35 años y ya tenemos barcos capaces de limitadamente no depender del viento. También  se empiezan a hacer en hierro.
- 1853: los rusos destrozan a los turcos en la batalla de Sinope gracias a granadas explosivas. Aquí ya tenemos cañones de 60 libras.
- 1859: los franceses lanzan La Glorie protegido por un blindaje de 120 mm.
- 1862: en plena Guerra Civil de USA los confederados desmontan el USS Merrimack hasta su obra viva y lo blindan con una capa de madera y dos pulgadas de hierro .. El resultado, el CSS Virginia. En marzo se enfrentaría al USS Monitor, otro engendro blindado fluvial en una batalla que quedaría en tablas: ninguno de los dos buques conseguiría atravesar el blindaje del otro y aquí hay hablamos de cañones de 230 y 280 mm (este son un pepino de 136 libras, unos 60 kgs)
- 1863. España incorpora a su flota la fragata blindada Numacia. La cosa en su época fue como si ahora incorporáramos un portaaviones clase Nimitz

La Numancia, en su día la leche.

Bueno, aquí podemos ver que para ser el siglo XIX pasamos en menos de 60 años de los barcos de madera a los barcos de hierro propulsados a vapor, los cañones de avancarga pasan a ser de retrocarga, los calibres aumentan, los tonelajes también ... entonces ¿cómo se hace esa transición? Pues como se hacen todas las transiciones sin saber que se está haciendo, con mucho dinero para gastar y con prisas por ser los primeros: mal. Y no solo es que lo haga mal uno, es que por lo general lo hacen mal todos aunque poco a poco se va aprendiendo de los errores y se van corrigiendo. Como ejemplo de esta época son los submarinos de Nordenfelt, un gran invento eso del submarino ... a vapor. Nosotros aquí teníamos el submarino de Peral, eléctrico y con torpedos, pero claro, los mandos preferían los sobornos de Zaharoff a la innovación de Peral.
De piedra me me he quedado con lo de Zaharoff


Pues claro, cuando las cosas no las tienes claras sale lo que sale. Por un lado se sabe que hay que proteger al barco porque los cañones modernos te lo pueden hacer trizas sin despeinarse, a meter blindaje que pesa y mucho ... eso implica barcos más grandes y con más desplazamiento. Tampoco olvidemos que por aquella época lo de la soldadura eléctrica como que no ... eso lo tuvieron que hacer los alemanes por narices por imposición del Tratado de Versalles. La calidad del acero, como que no era excesiva y lo de blindar ... pues tampoco es tan sencillo. Si blindas todo el barco pesa una burrada y no es efectivo, otra forma es todo o nada en la que blindas todo lo que puedes las zonas delicadas y dejas relativamente indefensas el resto. Aunque se pudiera pensar que un país con gran tradición marinera lo podía hacer bien UK construyó diversos cruceros de batalla rápidos, poderosamente armados pero con un blindaje que tenía una tendencia a dejar pasar los proyectiles cosa mala. El caso que más ruido hizo (sobre todo en el momento de explotar) fue el crucero de batalla Hood, un monstruo con un desplazamiento y artillería similar al del Bismarck. En su día (el Hood) fue considerado el barco de guerra más grande y poderoso del mundo. Estos busques blindados no eran conocidos como acorazados sino como Ironclad que viene a ser algo así como "vestido de hierro" . Luego ya empezaron a llamarlos cruceros protegidos, cruceros acorazados, fragatas blindadas en función de su tonelaje y misión. Curioso son los monitores, buques costeros o fluviales fuertemente armados.

También se tendía a poner los cañones más gordos que se pudiera, lo que ocasionaba problemas de estabilidad dado el elevado peso de la artillería y de las torres blindadas que lo contenían lo que ocasiona problemas de estabilidad. El HMS Victoria se fue al fondo por una parte gracias a seguir las órdenes al pie de la letra y por otro, debido al gran peso de tu torre principal que lo acabó de desnivelar cuando otro barco de su misma escuadra lo embistió con el espolón. Ya vemos que las costumbres raras de los pérfidos (como la de tirarse a la piscina desde el segundo piso) no vienen de ahora.

Maqueta del HMS Victoria. ¿Pensábais que os vacilaba? Imaginaos el peso de esa torre. 

Las torres blindadas tampoco tienen una capàcidad de poner cañones ilimitada, no son los acorazados King George V con sus torres cuádruples de 360 mm. Aquí son como mucho dobles y lo de ponerlas elevadas ... pues como que tampoco. En el caso del Maine las torres de artillería principal están desplazadas ¡¡  a un lado !! Tampoco digamos que los americanos son tontos, que los acorazados clase España de 1912 llevaban  cuatro torres dobles, dos montadas en crujía  y dos en las bandas.

Nótese la peculiar" alineación de las torres de la clase España.

Acostumbrados a las configuraciones típicas de los acorazados más modernos como el Iowa (el bueno, no los anteriores) con tres torres triples, con una de las dos más elevada permitiendo en fuego de 6 piezas en caza y 6 en retirada pues resulta que estos en teoría si permitían utilizar todos los cañones en caza o en retirada aunque la precisión es otra cosa. incluso permiten el disparar todos los cañones por una banda ya que se hacían vanos en las estructuras de cubierta para permitir el disparo. En el caso del Maine creo que el efecto del rebufo no le sentaba nada bien al buque.
La distribución de la artillería principal del Maine

Después de la artillería principal, de gran calibre hay una artillería secundaria de 152 mm y una serie de cañones adicionales de menor calibre que al final forman un batiburrillo artillero que no hay cristo que controle con eficacia. El destino inicial de esta artillería secundaria y terciaria era el combatir algo que provocaba verdadero pánico en las marinas de la época: los torpedos. Esas lanchas torpederas, pequeñas, ágiles y armadas con torpedos podían enviar al fondo con facilidad a barcos muy superiores. Del miedo a estos pequeños y ágiles buques surgió la idea la idea del buque contratorpedero idea de Villaamil: el destructor. Por supuesto todos estos navíos están armados con torpedos, pero es raro llegar a estar dentro del alcance de los mismos, los cañones te hacen polvo antes.

Más adelante se impondrán los monocalibres con la aparición del HMS Dreadnought  el buque que convirtió en obsoletos de un plumazo a todos los demás. El problema era que cada pieza disponía de sus sistema de puntería independiente con lo que no era nada fácil coordinar el fuego completo del navío. Si a eso unimos que lo del tiro parabólico a distancia desde el barco no estaba nada conseguido (el barco se mueve y no sólo tienes que enfilar bien el blanco, tienes que asegurarte de que el disparo se produzca en el ángulo correcto para que no se quede largo o corto.) Por ejemplo, en Santiago de Cuba la distancia de combate entre la escuadra de USA y España andaba por los 3 kms. En Jutlandia, apenas 18 años más tarde los barcos ya se daban estopa a 14 kms.

El blindaje, aunque gordo, estaba principalmente en las bandas dejando las cubiertas relativamente desprovistas como podemos ver en el siguiente gráfico que en realidad se corresponde al Indiana, pero es de la época. Esto es fruto de una filosofia antigua de combate, a tiro tenso, donde la mayor parte de los impactos se reciben en la borda. Un duelo artillero a más distancia con los proyectiles cayendo desde arriba llegarían sin problemas a las entrañas del navío. Eso sin contar con que la calidad del blindaje era bastante limitada. Se calculaba que unas 10 pulgadas de blindaje de la época (eso son 25,4 cms de grosor) equivalían a 6 pulgadas del año 1900. Las mejoras era muy rápidas.
Se pueden apreciar 18 pulgadas de blindaje en el cinturón, dejando
prácticamente desprotegido el resto.


Para finalizar disponía de una planta de propulsión a vapor que le podía impulsar a casi 17 nudos que para la época de su construcción no estaba mal pero tampoco era nada del otro jueves. Tenía un grave problema: sólo podía llevar unas 910 toneladas de carbón que se consumían vertiginosamente rápido cuando el navío iba a toda velocidad aunque a 10 nudos tenía un combustible para 15 días (3.600 millas náuticas según la wikipedia) Al parecer de aquí vino la causa de su hundimiento: una deflagración provocada por los gases del carbón hizo reventar 5 toneladas de munición que envió el barco al fondo con 260 de miembros de su tripulación.

Así para resumir, era un barco construido en una época en que los navíos se quedaban obsoletos casi antes de que se secara la tinta de los planos. Mal armado, mal blindado y que fue una de las excusas para la pérdida de Cuba aunque a decir verdad, si el asunto del Maine tampoco creo que nos hubiera durado mucho más.

¿Ya se ha ido este pesado? ¿ya puedo salir?


jueves, 21 de abril de 2016

Storage a nivel enterprise (empresa, pero asín queda más como de entendío)

Pues vamos a seguir escribiendo algo sobre el tema de la informática y la madre que la parió.

Ya hablé en otras entradas de diversos cosillas que pasaban a la hora de ir montando lo sistemas en plan serio, sobre todo cómo se iba el dinero. Pues voy a intentar justificar una parte: el almacenamiento.

No, no vamos a hablar de este tipo de almacenamiento.
 Supongo que a nadie se le escapa que el precio del almacenamiento (precio por GB, no por disco) baja de manera más o menos constante. Vale que de tanto en tanto hay escasez de discos bien por cambios de tecnología o bien por circunstancias externas como huracanes, incendios, terremotos que destruyen una fábrica, .... desde que yo tengo uso de razón en el tema informático (unos 30 años) el precio del almacenamiento ha bajado de continuo. Los primeros discos de los que yo tengo constancia tenía una capacidad de 10 MB (lo que ocupa ahora una foto en calidad decente) y un coste de en torno a un millón de pesetas, lo que son unos 6.000 € al cambio, claro que con ese millón de pesetas por aquel entonces se compraba un coche de gama media tirando a alta (bueno, tampoco había mucho donde elegir) Mi primer HD costó unas 60.000 pesetas (360 €) y tenía 30 MB (era el más barato con diferencia de lo que había en el mercado, lo normal eran 20 MB por unas 100.000 lo que entonces era un sueldo mensual  "majo") Claro que así iba el jodío, más lento que un caracol, pero era mucho más rápido que el disquete y tenía una capacidad brutal .... Con el tiempo la cosa fue bajando, allá por los años 96-97 se rompió la barrera del GB a un precio razonable aunque con discos de pocas prestaciones (P-ATA) nada de los carísimos SCSI profesionales. No hace mucho (Q2-2016 para los pocos que lean esto en épocas futuras) como se me fastidió un HD me compré un SSHD (un HD con una caché SSD) y buscando en Amazon veo que 1 de TB cuesta unos 95 € ... y el de 2 TB 10 € más. Como referencia, en mi trabajo hace 16 años se compró una sistema de almacenamiento de HP de una capacidad similar (un poco menos en realidad) por unos cien millones de pesetas (600.000 € al cambio, pero sin descontar la inflación)
Disco SCSI caro en su época.

El tema al que quiero llegar es que mientras que el storage bruto es relativamente barato (unos 50 € el TB en un SSHD a día de hoy cosa que no tiene que coincidir con el día en que leas esto) el storage a nivel enterprise sale pelín más caro .... como 10 veces más el TB yéndonos a discos lentos grandes   y baratos como los SATA de 4 TB (ahora mismo el tope en HD mecánico anda por los 10TB cosa que no tiene por qué ser así cuando leas esto) te puede salir a 500 € el TB, si te vas a discos de altas prestaciones como los HD de 10K rpm (los 15K van de capa caída) te pueden costar v vez y media esa cantidad y los SSD (lo que se viene a llamar All-Flash cuando todo es "drive" basado en silicio; no digas "disco" sólido que queda muy mal)  viene a costar como 2.000 € el TB efectivo ¿qué narices está pasando aquí? Pues voy a ver si lo explico.

Cuando compras storage para el PC de tu casa o de tu empresa pues estás comprando eso, almacenamiento bruto, pero cuando te pasas al nivel enterprise (cabinas de HP, Netapp, IBM, EMC) la cosa cambia porque en realidad está comprando almacenamiento y un un valor añadido qu emás te vale conocer y utilizar porque si no está tirando el dinero. Las características a mayores de un almacenamiento enterprise son las siguientes (a ver si no me olvido de ninguna)

Fiabilidad.

Los datos son sumamente importantes (si no estás de acuerdo no sé que haces aquí, dedícate a otra cosa) Lo primero que busca alguien que compra un almacenamiento de este tipo es no perder ningún dato. Los discos pueden fallar (te voy a contar un secreto: es verdad, fallan y no sólo eso, suelen tener la manía de fallar en el momento menos oportuno) Para protegerte de fallos contra el HW se ha desarrollado el RAID (Redundant Array of Inexpensive Disk o Independent Disk, según les de) y discos de repuesto conectables en caliente (mejor usar las dos cosas a la vez) El RAID añade información de redundancia repartida entre los discos de manera que ante el fallo de un disco o de dos como en el caso del RAID 6 el sistema sigue funcionando "generando" la información on-line a partir de la información restante y los CRC. Si esto lo combinamos con discos de repuesto conectados (Hot-Spare) el sistema se autorepara mientras haya discos de recambio sin intervención externa. Durante un tiempo funciona con prestaciones menores porque aparte de la carga normal debe reconstruir todo el disco antiguo pero por lo general iba bien .... El problema que existe hoy en día es que los discos son muy grandes: 4, 6, 8, 10 TB ..... y la reconstrucción de un disco de estos puede llevar 24 o 48 horas fácilmente dependiendo de la carga del sistema y en ese momento lo tienes expuesto a un nuevo fallo. Por eso es bueno usar un RAID 6 en lugar de un RAID 5. Existen otros tipos de RAID como el 0 (este no da fiabilidad) el 1 (duplicación de los datos) el 0+1 (combinación de los dos anteriores) 50, .... etc

Ejemplo de sistema poco fiable

Esta protección tiene un precio que ya se encarga el fabricante de cobrarte bien. Necesitas un HW que sea capaz de gestionar todo esto (las famosas controladoras RAID) y el precio del TB útil aumenta: por una parte, los HotSpares es espacio que no puedes usar (no es desperdiciado ya que lo ganas en seguridad) y según que configuración pierdes entre un 20 y un 50% del espacio total lo que significa que si tienes un array de 6 discos de 4 TB en una configuración RAID 5 + HotSpare sólo podrás utilizar 16 TB en lugar de los 24 teóricos.

Esta capacidad la suelen tener todas las cabinas, desde los baratos sistemas NAS doméstico (dos HD en RAID 1) al monstruo más grande de EMC.

Otro componente que puede fallar es la controladora. Esto es un ordenador más o menos potente que se encarga de de gestionar los discos y servir la información por los diversos protocolos que tenga el equipo (bloque, carácter, ...) Esto es el máximo elemento diferenciador. Puede contener aceleradores SSD, cachés de memoria, redundancia, ... Lo habitual es que esté duplicado aunque en equipos baratos sólo hay uno. Lo normal es definir doble camino para acceder a los datos y a los equipos que cogen la información para que en caso de fallo de una de las controladoras las otra siga funcionando. Si encima queremos que no haya pérdida de prestaciones, necesitaremos unas controladoras mejores y por ende más caras. Este componente, según lo elijamos suele ser caro de narices aunque lo bueno que tiene es que se comparte para todo el almacenamiento con lo que a mayor capacidad, menor es su repercusión en el coste por TB.

Virguerías varias.

Pues lo cierto es que no vamos a gastarnos un pasturrial sólo para tener fiabilidad en el almacenamiento, sino que hay que sacarle partido, hay que sacarle un valor añadido y es conveniente conocer estas características porque las estás pagando y merecen la pena ... y mucho.

Rendimiento

Los discos mecánicos tienen un rendimiento máximo que se suele medir en IOPS que son operaciones de entrada salida por segundo. Estos equipos suelen ser usados por otros muchos equipos y usuarios de manera concurrente de manera que este dato es fundamental. Un disco SATA normalito suele dar unas 80-100 IOPS con suerte y un disco SAS anda como mucho por las 200 IOPS (los SSD juegan en otra liga ... añadiendo al menos dos ceros a esas cifras) Imaginemos una serie de usuarios pidiendo operaciones a un disco que sólo se pudieran procesar 80 por segundo (el arrancar un Windows precisa unos cuantos cientos de ficheros que son IOPS)  Encima los discos cada día son más grandes con los que la posibilidad de que vaya al mismo disco es alta ... ¿cómo se soluciona? Pues en lugar de hacer el equivalente a particiones en un disco (se llaman LUN) esa partición o LUN como la voy a llamar a partir de ahora se reparte entre todos los discos disponibles con lo que el número de iops ya no es 100 sino por ejemplo 1.000 usando 10 discos (aquí lo bueno es que hasta los CRC aporta) de esta forma se reparte la carga entre todos los discos y se consiguen prestaciones muy elevadas. Si aquí añadimos memoria caché en las controladoras y discos flash nos podemos ir a unas cuantas decenas de miles de IOPS que puede dar una de de estas cabinas. Aquí alguien dirá que los SSD dan eso y más y tendrán razón, pero eso es otra historia y otros problemas.

Multitier

A nadie se le habrá escapado el pequeño detalle de que los discos SATA son grandes y baratos, aunque lentos. Luego están los discos SAS de 10K y 15K rpm que son mucho más caros y rápidos, aparte de más pequeños (no es complicado encontrar SATAs de 8 TB pero el SAS anda por el TB o poco más) y por último los SSD cuyo precio ahora mismo ya está por debajo de los SAS (y lo que te rondaré morena)
Pues resulta que hay una posbilidad de hacer que se tenga un buen rendimiento con los discos de gran capacidad y ello se consigue interponiendo capas (que es lo que significa TIER) de discos más rápidos que hagan de caché de los más lentos SATA. Por ejemplo se tienen 100 TB en disco SATA, 10 TB en SAS y 2 en SSD y literalemente el acceso a los datos vuela. Incluso se permiten diferentes niveles de acceso: el SAP de producción tiene el mejor acceso y los documentos tienen el peor rendimiento.
Esto no lo tienen todas las cabinas, empezamos a meternos en la gama media (que para algunos es la alta, pero es que la alta, está muy arriba)

Snapshots

 Esto no es exclusivo  de las cabinas (por ejemplo el lvm lo tiene) pero permite sacar una "foto" de una LUN o de un almacenamiento en un momento dado lo que permite ver una imagen congelada de la misma mientras se sigue trabajando con ella. Es una gran ayuda a la hora de hacer backups,. definir puntos de restauración (por ejemplo en un trabajo determinado) ver trabajos a lo largo del tiempo. Son casi instantáneas de hacer y no ocupan demasiado si no varían los datos en exceso.

Thin provisioning

 Esto es una virguería de las cabinas que se usa mucho en virtualización. El sistema operativo ve la LUN como completa pero en realidad sólo ocupa espacio cuando se escribe. Por ejemplo, si tenemos una VM linux con un disco de 100 GB pero que en realidad sólo tiene 20 ocupadas tan sólo ocupará en el disco 20 GB y un poquito más por si crece algo más. Si necesita algo más crea un nuevo segmento de disco de manera transparente al sistema operativo. Esto permite hacer una sobre suscripción de manera que si necesitamos 100 VM de 100 GB en lugar de ocupar 10 TB podría ocupar en el caso del ejemplo 2 TB lo que es un ahorro más que considerable.
Esto tiene el posible problema de una fragmentación del disco pero los equipos modernos son capaces de deshacerlo en momentos de baja actividad (por ejemplo por la noche) y hoy por hoy, el rendimiento de VM provisionadas en thin no difiere gran cosa de las provisionadas en thick (ocupando todo el espacio) De hecho, salvo en el momento del crecimiento en que se podrían producir ciertos retrasos, se puede usar el thin sin problemas.
En teoría esta sobre suscripción podría dar problemas si todos piden su espacio, pero en la vida real eso no pasa.

Deduplicación.

Este es un trema casi mágico. La cabina se dedica a buscar bloques iguales (de 2, 4, 64KB, ... lo que sea) y cuando ve dos bloques iguales, elimina uno y donde estaba el anterior pone un puntero al mismo bloque. En entornos como sistemas de virtualización se consiguen maravillas de ahorros de un 20 o un 30% del espacio. si ya tenemos un VDI (muchas máquinas virtuales casi iguales) este ahorro es brutal (60-80%)

Federación.

No, tiene nada que ver con el fumbol o cosas similares. Esto es tener dos cabinas replicadas a distancia (la última vez que lo vi había hasta 200 kms con cabinas fuertemente acopladas, pero admitiendo un decalaje en el tiempo, se van a miles de Km) lo permite sistemas resistentes a desastres (elija el desastre que quiera y en función de eso, ponga su otro datacenter a la distancia adecuada) Esto mola pero es carísimo. Aparte de tener todo el HW duplicado hacen falta unas líneas de comunicaciones que precisamente no son baratas (fibras oscuras y similares)

Todas estas funcionalidades suelen venir en las cabinas de gama media hacia arriba y es interesante conocerlas porque todo ayuda a optimizar la inversión en la misma. Si una cabina a tres años nos sales por unos 800 € el TB (incluyendo precio de compra y soporte, por algún motivo la gente se suele olvidar del coste de ocupación y consumo) si consigues optimizar el uso de espacio ganando un 30-40 % cada TB que usas en tu negocio te sale más barato en ese porcentaje. Ya sé que los economistas no son muy de hacer cálculos complejos en cosas como ahorros, pero de no emplear estos trucos tu inversión en storage en IT puede ser un 30-40 % mayor. Así que piénsatelo bien a la hora de contratar a quien gestione eso, que por tirar de becario explotado en realidad pierdes dinero por no contratar (y pagar a su precio) a uno experimentado.
¿qué vas a recortar en IT? ¡me dejas de piedra!