lunes, 2 de noviembre de 2009

Tengo ganas de un e-book reader (I)

El otro día estuve viendo un comentario al respecto de uno de ellos y me entraron ganas de tener uno.

Lo primero de todo es informarse un poco de lo hay en el mercado, con lo que me fui a Google, puse e-book reader y me puse a leer. Leo varios comentarios de entusiastas del invento (¡vaya! igual no es una mala idea) pero poco a poco voy aprendiendo cosas que creo son importantes:

- Tamaño y peso.
- Tamaño y resolución de la pantalla..
- Tinta electrónica.
- Tácti.
- Conexiones.
- Formatos soportados.
- Capacitad
- Ecología
- Coste

Vamos a ir por partes:
Tamaño y peso.
Si queremos que sea cómodo no debería ser mucho mayor que un libro normal. Ahora mismo, el libro que estoy leyendo mide 24x16x4 cm. No se su peso porque no tengo una báscula de precisión suficiente, pero es un libro pesado (cuando lo meto en la mochila con el portátil se nota) Las dimensiones de los ebook mayores andan por ahí, con la ventaja de no ser un solo libro. Un punto a favor del reader.
Tamaño y resolución de la pantalla.
Este es uno de los puntos que más me preocupan. Las pantallas de los reader normales suelen andar por cinco o seis pulgadas en los normales y hasta diez en los mas caros. Ahora mismo tengo una pantalla de veinte en el ordenador y no me importaría que fuera mas grande ... pero ¿estamos hablando de lo mismo? Pues no, porque no hemos tenido en cuenta un segundo factor: la resolución.

La resolución es el número de puntos que hay en cada pulgada (me paso al sistema anglosajón por que es el usado para pantallas) En mi monitor de 20" con 1680x1050 puntos (formato 16:10) en cada pulgada horizontal o vertical hay entre 97 y 99 puntos (si Pitágoras o la Excel no se han equivocado en los cálculos) mientras que en el más humilde lector, con 5" y 800x600 puntos la cifra sube hasta nada menos que 200 puntos por pulgada (en el de 6" se queda en unos 166 ppp, que tampoco está nada mal) Sin dedicarme a la impresión, he leido que la impresión de libros se hace a unos 150 ppm, con lo que vamos sobrados.

Pasemos ahora al aspecto del tamaño. En el libro anterior que he estado comentando, un libro amplio, con letra muy cómoda (yo la leo sin problemas poniendo el libro a un metro de distancia) empiezo a medir:
- Diagonal de la página: 11"
- Diagonal del texto (sin márgenes) 8,2"

En el reader no es necesario mantener márgenes, con lo que no hacen falta pantallas tan grandes. Si mido 5 pulgadas en mi libro veo que caben perfectamente 12 líneas de texto de las 36 que tiene cada página (no parece demasiado problema pasar más veces de página) manteniendo el tamaño de fuente (reduciendo un pelín, cabrían mas líneas)

Pero ya he dicho que es un libro grande. Voy a pasarme a una versión de bolsillo del Criptonomicón, de Stephen. Este libro ya es mucho más pequeño (17x11x2,5 cm) También tiene 36 líneas por página y se lee bastante bien (he leído libros de bolsillos con letra mucho peor) La página tiene 8" y el texto 6,5"

Para resumir y si tenemos en cuenta que podemos cambiar el tipo de letra, es como leer un libro de bolsillo con un número de páginas acorde a nuestra comodidad (podemos "engordarlo" o "adelgazarlo" según pongamos la letra mayor o menor)

Tinta electrónica

Este es el punto fuerte de los readers. No son pantallas como las conocemos sino un dispositivo que cambia de estado en función de unos pulsos eléctricos ... y así se queda hasta que llegue el siguiente pulso. Nuestras pantallas (desde los CRT a los TFT) refrescan la imagen una serie de veces por segundo (entre 60 y 200) y eso, al cabo de un tiempo, acaba cansando al ojo físico.Lo mejor de todo es que solo gastan energía cuando hacen el cambio, quedando sin consumo cuando están monstrando algo (al revés que los monitores convencioales) Tampoco precisan retroiluminación y se pueden leer a pleno sol.

¿Tiene estos dispositivos limitaciones? Pues si, pero no son excesivamente relevantes para un lector aunque si lo serían para una monitor por ejemplo. Veamos algunas de ellas:
- Refresco lento. Tardan sobre medio segundo en pintar una nueva pantalla (un monitor TFT puede hacer en 2 ms) Esto es imperdonable para una pantalla, pero asumible para un libro (nunca he cronometrado lo que tardo en pasar una página, pero debe andar por un segundo o dos)
- No tienen color. Pero tampoco vamos a ver fotografías sino a leer, aunque la cosa podría ser interesante para tomar notas, resaltar, subrayar, ..... A cambio tienen entre 4 y 16 escalas de grises. Son pocas y yo creo que esto va a evolucionar y mucho en el futuro.

Para saber más sobre la tinta, se puede recurrir a la Wiki.

No hay comentarios: