martes, 3 de noviembre de 2009

Tengo ganas de un e-book reader (y II)

Aquí estoy de nuevo.

Lo cierto es que no pensaba enrollarme tanto, con lo que al final he tenido que partir esto en dos entradas. Voy a seguir viendo las características que ahora tienen los readers para al final, extraer una conclusión personal.

Táctil o no.
En principio la respuesta parace fácil. En plena época del iPhone, los teléfonos móviles táctiles (por cierto, he pillado uno hace una semana, muy recomendable, aunque muy guarro, quedan marcas de dedos por todas partes) el Microft Surface y dispositivos táctiles hasta en la sopa parece que si algo no es táctil hoy en día en un atraso pero ¿queremos para algo in libro táctil? La humanidad lleva escribiendo y/o imprimiendo libros al menos desde los tiempos de los egipcios (los sumerios escribían en tablillas de arcilla, no las voy a considerar libros) y no recuerdo yo que fueran táctiles. Bueno, mi hija tiene un par de stencils, pero creo que no es lo mismo.

A priori, no veo imprescindible que un reader sea táctil ... escepto para una cosa: hacer marcas, dibujos a mano alzada, anotaciones, subrayados. Y para eso puede ser muy útil, como se ve en este video. Un lector de libros y una especie de PDA por el mismo precio. Puede ser interesante.

Conexiones

Esto es sencillo, cuantas más tenga mejor, pero ojo, a ver si se conecta más de la cuenta. En el caso del lector de amazon, este se coencta por medio de una red 3G (como los móviles) para ir a la cuenta de Amazon para poder adquirir libros. Hasta aquí todo correcto. Lo que ya no me gusta fue cuando Amazon borró una serie de libros a sus clientes en sus lectores por un problema de derechos de la propia Amazon. Los usuarios pusieron el grito en el cielo, especialmente los que habían hecho anotaciones en el libro (el lector de Amazon no es táctil, pero lleva un teclado que permite hacer anotaciones)

Es decir, conexiones, bien, pero ojo, a ver quien controla esas conexiones. Yo no pienso adquirir ningún terminal remoto ligado a una tienda en concreto.

Formatos soportados.

Este es otro de los caballos de batalla. Curiosamente, no se leen todos los formatos en todos los lectores. Además de los formatos propietarios de cada vendedor es deseable poder leer al menos PDF, RTF, Word, los del Staroffice, .txt, .html, En este enlace se puede encontrar una comparativa entre varios readers.

Lo cierto es que no acabo de entender, cuando el tema de los formatos es una cosa de software, por qué no se leen más formatos. El Kindle de Amazon es especialmente escaso de formatos.


Almacenamiento

Por lo que he leido, vienen de serie de 100 a 500 Mb. Un libro solo texto puede ocupar 4-5 Mb como mucho, un PDF gordo puede venir con 100 MB, con lo que un almacenamiento externo es deseable por el momento. Por supuesto, compatible con los stándares comunes y más baratos del mercado como el SDHC (una tarjeta baratita de 8 Gb puede andar por 20 euros)

Ecologia

Pues si. También algo de ecología hay. En estos momentos, mientras escribo, detrás de mi hay una estandería de 2.5 metros de ancho por 2,35 metros de alto con más de 500 libros en papel. No quiero calcular su peso (mas bién no puedo) pero seguro que pasa de los 200 Kg en papel (madera aparte) y eso es mucha celulosa, CO2 y energía. En mi disco duro, a lo largo de los años, he recopilado 16 GB de libros en PDF, que hacen unos 4.000, que se pueden almacenar dentro una tarjeta SDHC de 16 Gb del tamaño aproximado de un sello de correos grueso.


Precio

El precio de estos dispositivos varía mucho, desde los 200 y poco a los más de 600 €. Claro que si los comparamos con los +20 € de media de los libros de hoy en día, con 10 o 20 libros, puede estar amortizado. No obstante es un dinero.
Por otro lado, está el coste de los libros electrónicos. A mi el precio de Amazon me parece abusivo. Cuestan el 50 de los libros normales (me gustaría sabes que % del precio de un libro es la impresión y distribución) aunque hay ofertas interesantes. Por otro lado, si alguien pone en google las palabras que de libros igual se encuentra con una sorpresa.

Conclusiones

Si has aguantado este rollo hasta aquí es que estás interesado en saber que conclusiones saco yo. Pues bien, mis conclusiones son las siguientes:
- Estamos en los primeros pasos de una tecnología emergente. Los readers que existen ahora mismo serán poca cosa en comparación con los que habrá en un futuro no muy lejano (comparemos un iPhone con un móvil de gama alta de hace cuatro años)
- La tecnología de tinta líquida parece excelente para la lectura, pero creo que va a evolucionar tanto en resolución como en prestaciones. Creo que todos los readers serán táctiles en poco tiempo (en torno a un año) Lo normal son 4 o 16 tonos de gris, pero creo que no tardaremos mucho en  tener 16, 32, 256 o más. Ya veremos que pasa con el color.
- La compatiblidad y número de formatos a preproducir brilla por su ausencia. Me recuerda los tiempos de los primeros DVD, cuando me gasté 60.000 pts de las de entonces en un aparato que sólo reproducía DVD (muy bien, eso si) pero luego llegaron los VCD, los CVCD, .avi, .... etc. Al final, tengo un disco duro multimedia que lee lo que haga falta y he regalado el DVD antiguo. Aunque sólo es ir moejorando el firmware, los fabricantes son reaciones ya que así venden aparatos con más prestaciones.
- El almacenamiento todavía es ridículo, lo que da una idea de lo primitivos que son todavía los aparatos (mo viejo móvil tenía 8 Gb de almacenamiento, el actual, 32 Gb, es una cosa completamente superada)
- El coste, aunque asequible, es todavía elevado.
- La industria todavía no ha dicho demasiado en cosas de DRM y similares y lo va a decir antes o después.

Conclusiones

Creo que la tecnología todavía está un poco verde, con un amplísimo recorrido por delante. Los aparatos disponibles ahora mismo son limitados, especialemente en función de lo que van  a ser de aquí a dos años. No creo que, salvo casos de extrema necesidad (por tener que llevar muchos papeles encima o similares) que estas navidades sean el momento adecuado para adquirir uno. Si no hay prisa yo recomendaría esperar a primeros de 2011 (o finales de 2010 como pronto) a ver como está el panorama. El precio debería bajar al menos un 30% si siguen mas o menos las tendencias de la electrónica.

No es cuestión de esperar durante años al lector definitivo, pero si de tomarse una prudencial espera con el fin de no gastar el dinero en algo que queramos cambiar al cabo de un año.

Saludos

No hay comentarios: