miércoles, 5 de mayo de 2010

Mitos de la SGM (II) El Radar

Continuando con la serie iniciada en la entrada anterior, continuaremos hablando de los radares.

A diferencia de lo que se pensaba, ya hemos visto que soviéticos y alemanes también disponían de sus propios desarrollos de esos ingenios, al igual que los EEUU. Tras la Batalla de Inglaterra se produce un pequeño periodo de tranquilidad en la guerra que sería roto el 22 de junio de 1941 se produce una de las mayores operaciones militares de la historia de la humanidad, tanto por extensión como por número de contendientes: la Operación Barbarroja. En ese momento, casi cuatro millones de soldados del Eje se enfrentan a un número similar de soldados soviéticos (otra sorpresa, estoy seguro que muchos pensaban que el ER tenía mucha más gente en 1941) En un increíble cúmulo de despropósito el Ejército Rojo está desplegado de una de las peores maneras posibles, sólo superado por el despliegue de la aviación, que es prácticamente exterminada en dos días.  Todo ello encadena una serie de derrotas del ER que, a pesar de todo, consigue estabilizar el frente a finales de 1941, deteniendo a las fuerzas del eje primero en Yielna, luego en Leningrado y por último en Moscú. Es en esta última ciudad dónde los alemanes sufren su primera derrota de consideración de la SGM, siendo obligados a retroceder más de 200 kms en algunos sectores. El precio pagado por los soviéticos es terrible. Sólo en las operaciones defensivas de Moscú tienen 658.000 bajas de aproximadamente 1,25 millones de hombres. En este caso, a diferencia de la mayor parte de las operaciones de la guerra, el número de muertos (+500.000) supera con creces al de heridos (144.000) pero el ER consigue detener in extremis a un Ejército Alemán más numeroso que ellos y no mejor equipado porque el desgaste de hombres y material había pasado un duro peaje a los alemanes. El hombre autor de esas tres victorias decisivas a la postre es el mismo:  Georgi Konstantínovich Zhúkov ¿cuál es la relación de todo esto con el radar? pues es muy simple. En los alrededores de las dos ciudades más importantes de la Unión Soviética se montan lo mayores despliegues de defensa antiaérea de la guerra y dentro de estos sistemas están los sistemas de alerta temprana constituidos, entre otras cosas por los radares.

Antes de meternos un poco con el radar, hay que dar una pequeña explicación de lo que se entendía en la URSS por defensa antiaérea: la PVO Esto es algo más complicado que una serie de cañones y exploradores. La PVO dispone de cañones, radares, reflectores, observadores, receptores acústicos, y ... aviones.


Detector de sonido de la PVO. Fuente: www.rkka.es

Curiosamente, parte de la aviación forma parte de la defensa antiaérea. La mayor parte de los aviones de caza occidentales obtenidos por la Ley de Préstamo y Arriendo  con la excepción del P-39 acabaron en la PVO. El piloto español José María Bravo, recientemente fallecido, formó parte de este cuerpo.



Estación de alerta temprana en Toksovo. fuente: www.rkka.es

En julio de 1941 una estación de radar experimental conocida como Porfirom, con un alcance de entre 200 y 250 kms y longitud de onda de 7 m fue instalada en los alrededores de Moscú. La estación mostrada un gran eco a unos 160 kms lo que hizo pensar a los operadores que estaba averiada. Al acudir sus diseñadores, afirmaron que funcionaba correctamente y lo que estaba detectando era una gran formación de bombarderos alemanes que se dirigía hacia Moscú. Se dio aviso a la defensa antiaérea y el ataque fue rechazado con éxito con lo que se probó la valía del sistema.

Inicialmente los radares de despliegan el los alrededores de Moscú y Leningrado para luego ampliarlo a Sevastopol. Uno podría preguntarse ¿y por qué no hacer una red integrada como los ingleses?Pues tiene nos razones muy sencillas:
- La primera, es que Inglaterra es mucho más pequeña que la URSS y es relativamente más sencilla de defender. Los aviones enemigos debían utilizar una ruta más o menos concreta. con lo es más sencillo cubrirlas todas.
- La organización de la VVS estaba descentralizada y eso era un hándicap para los soviéticos que, a pesar de saberlo, no lo acabaron de solventar del todo.

Veamos ahora algunos de los sistemas de radar soviéticos. Lo primero de todo, son los sistema de alerta temprana. El más antiguo es el RUS-1, que evoluciona en una versión más movil, el RUS-2 y el Redut.



Sistema RUS-1. Fuente: www.rkka.es


Sistema de radar Redut. Fuente: www.rkka.es

Los desarrollo soviéticos en el campo de los radares no sólo se limitaron al campo de la detección, sino que también se desarrollaron radares de control de tiro antiaéreo.


Estación de guiado AAA Turmalín. Fuente: www.rkka.es

Uno de los primeros fue el Turmalín, desarrollado en 1942 con una longitud de onda de 1,5 m y 250 Kw de potencia radiada pero que no satisfacía las necesidades de la PVO.  Otro interesante desarrollo es el Yajont, un radar para controlar los reflectores antiaéreos, con una longitud de onda de 1,5 m y 100 Kw de potencia podía detectar un avión a 20 km.

Medidor de distancias Jrystal. Fuente: www.rkaa.es

Con el fin de detectar correctamente la distancia a las formaciones enemigas, se desarrolló el medidor de distancias por radio Jrystal, también con una longitud de onda de 1,5 metros (aunque es un poco larga para disparar con precisión a un blanco como un barco, da suficiente precisión para realizar un fuego de saturación como es el AAA)

Por supuesto, no solo hay radares en tierra, sino que también los hay para aviones. A pesar de que no se habían hecho experiencias previas, durante la guerra se desarrollan modelos como los GNEIS-2 y GNEIS-5

Radar GNEIS-2. Fuente: www.rkka.es

El alcance de los mismos es mucho más reducido que el de las versiones terrestres, apenas unos 6-7 kms. Otro handicap con el que tenían que lidiar es el peso: un modelo GNEIS-2 podía pesar unos 500 kg. En 1945 son reemplazados por la versión GNEIS-5, de menos de 100 kg de peso.

Para finalizar, la producción total de radares en la URSS en la SGM puede encontrarse en este enlace en el que se puede ver que se construyen unos 600 nuevos radares de alerta temprana, junto con 124 radares AAA y unos 2.500 radares para aviones. Cierto que no son grandes cantidades, pero cumplieron con su misión.

No hay comentarios: