lunes, 24 de mayo de 2010

Mitos de la SGM. Las bajas soviéticas

Como no tenía muy claro de qué hablar y en vista de esta interesante entrada en el día de hoy voy a ver si aclaro/desmiento/echo luz sobre uno de los grandes  mitos de las SGM: las bajas del ER.

Dentro de la iconografía occidental la típica imagen del ER es algo así como las ordas de Mordor asaltando a manos desnudas las posiciones alemanas y superándolos porque mandaban mas soldados que balas. Pues cualquier lector con dos dedos de frente se dará cuenta que las cosas ... pues como que no encajan.

Ante todo hay que decir que el pueblo de la Unión Soviética fue la mayor víctima de la guerra con gran diferencia y con un número de bajas superior al Holocausto Judío. Mientras que los judíos asesinados por los nazis rondan los millones (se dice pronto, pero en números equivale a asesinar toda la población de Paraguay o de Jordania) el número de ciudadanos soviéticos civiles fallecidos en la ocupación alemana es de alrededor de doce millones (más que toda Suiza, Portugal o Bélgica o en España a dos veces toda la Comunidad de Madrid) A todo esto hay que sumar las bajas de las Fuerzas Armadas que son unos 11,4 millones, lo que eleva el peaje humano pagado por la URSS de entonces a unos 25 millones de personas, incluyendo los fallecidos en la zona soviética (por ejemplo, solo el sitio de Leningrado costó la vida a un millón de personas dentro de la ciudad)

Las cifras que habitualmente se barajaran en Occidente de las bajas soviéticas eran estimaciones de los alemanes, en general muy infladas. Si sumásemos todas las bajas que se atribuyen los alemanes, tras la toma de Berlín debían quedarle a Stalin dos o tres compañías de soldados como mucho y para perder todos los aviones que reclaman los alemanes seguro que tuvieron que estar construyendo aviones hasta 1950 como poco.

Actualmente hay una obra traducida al inglés del Coronel General G.F. Krivosheev: Soviet Casualties and Combat Losses in the twentieth Century que es bastante completo (no al 100%) y aceptablemente preciso y de dónde se suele sacar mucha información en los foros actuales.

Lo primero que llama la atención, aparte de las terribles bajas sufridas por los soviéticos en 1941 y 1942 es la diferencia de las cifras. Por ejemplo, si analizamos la Batalla de Kiev (uno de los grandes desastres soviéticos de 1941) nos encontramos con que aparte de los 165.000 muertos (aprox) los alemanes capturan entre 452.000 y 665.000 prisioneros según la Wikipedia española. Curiosamente la cota inferior sale en la Wiki en inglés y la otra sale en alemán. Si nos vamos a Krivosheev nos dice que en Kiev hay tres Frentes (grupo de Ejércitos) en Frente Suroccidental, el Frente Central y el Frente Sur con un número de tropas no conocido, pero superior a los 627.000 que formaban parte del Frente Suroccidental y posiblemente en torno a los 800.000 hombres. Las bajas son 616.304 muertos y prisioneros y 84.240 heridos (que consiguen escapar) más un número indeterminado que soldados que escapan y que no forman parte de estos dos grupos.

¿A qué se debe esta discrepancia de números? A una cosa simple: los alemanes capturan como prisioneros de guerra a cada hombre entre 16 y 55 años con independencia de si es un militar, un ferroviario o un taquillero del cine.

Otra cosa que llama la atención en la mezcla de conceptos para demostrar la supremacía aria sobre las hordas del Este. La cosa es normal, tras 1945 los alemanes pasan a ser aliados de Occidente e interesa ponerlos bien. Uno de los casos más graciosos (y todavía hay expertos que las dan por buenas) son las cifras de la que posiblemente es la batalla mas decisiva de la SGM: Kursk. Esta batalla se produce en julio de 1943 y es la última gran ofensiva alemana en el Este. 800.000 alemanes lanzan una tenaza sobre el saliente de Kursk, donde 1.272.000 soviéticos han montado la mayor fortaleza de la historia: 8 líneas defensivas concéntricas contra las que se estrellaría el esfuerzo alemán. Hasta no hace mucho era sencillo encontrar el resultado de la batalla: 56.000 alemanes muertos contra 850.000 soviéticos. Supongo que los más avispados se habrán percatado que al final de la batalla, de ser ciertas esas cifras, más de 700.00 alemanes no tendrían problemas en poner en fuga a los 400.000 soviéticos alemanes, pero claro, la historia dice que no fue así ya que tras la batalla Orel y Jarkov caen en manos de los soviéticos.

La razón de todos es muy sencilla: a un avispado historiador se le ocurrió por un lado poner las bajas alemanas en Kursk (sólo) y por otro lado, meter en el mismo saco a muertos, heridos y prisioneros de Kursk, Kiev y Jarkov. Si comparamos sólo las cifras de fallecidos en Kursk tenemos un 56.000 vs 70.000. Los soviéticos tienen más bajas, pero un orden de magnitud inferiores.

Por no alargar mucho el tema, hay que tratar el tema de los prisioneros de guerra. Un típico occidental diría que un 90% de los prisioneros alemanes fallecieron en el cautiverio y no sabría decir nada de los prisioneros soviéticos. Pues la información es incorrecta.

Los soviéticos capturan unos2,8 millones de prisioneros alemanes, austriacos, españoles, ... junto con 800.000 rumanos, italianos, húngaros y fineses de los que no vuelven del cautiverio 550.000 (un 15%) Es especialmente grave el caso de los prisioneros de Stalingrado (unos 90.000) que al final del cerco estaban en tan mal estado y los soviéticos tan carentes de medios (y de ganas de ayudarles) que solo volvieron 5.000.

En el caso soviético es bastante más grave. Los alemanes capturan más de 5,2 millones de prisioneros de guerra aunque solo 4,5 millones son del ER, el resto son civiles y reservistas que no habían llegado a ser llamados a filas. De ellos vuelven del cautivero sólo 1,8 millones.

Como puede ver en estos breves detalles, la cifra de muertos de la URSS en la SGM es brutal, especialmente entre la población civil en la zona ocupada (era una guerra de exterminio) y es muy alta entre lo militares, aunque las cifras alemanas están claramente exageradas, especialmente en lo que a bajas del otro bando se refiere. Claro está que todos los ejércitos tiende a exagerar el daño producido al enemigo, pero claro, es que no podemos tener claro que todos exageran y a uno sólo tenerlo como palabra divina.

No hay comentarios: