domingo, 8 de agosto de 2010

Castillo de Coca

Cuando empecé a escribir este blog dije que mi intención era escribir de lo que se me pasara por la cabeza o lo que me hubiera pasado. Si alguien ha seguido esto recientemente habrá visto que he hablado de tecnología, de la SGM, del iPad, de libros electrónicos .... pues hoy toca ... castillos. Salvo que se diga lo contrario, las fotos son mías.

Hoy estado visitando uno de los últimos castillos construidos en Castilla (valga la redundancia) el Castillo de Coca. Está en la localidad del mismo nombre, en la provincia de Segovia.
Castillo de Coca.
El castillo de Coca tiene varias peculiaridades muy interesantes, en comparación con el resto de castillos castellanos (de Castilla, claro)

  • Está bastante bien conservado (ya veremos por qué)
  • Es de ladrillo, como el Castillo de la Mota en lugar de ser de piedra, como buen castillo que se precie. 
  • Tiene una configuración un poco peculiar. No es muy alto, pero si tiene un foso muy profundo.
  • Es un castillo joven, en una tierra vieja.
Vamos a empezar por el final. La tierra vieja, como a nadie se le escapa, es Castilla ¿por qué es vieja? yendo un poco hacia a atrás, en el 711 un tal Conde Don Julián le quiere hacer una OPA a su jefe, un tal Rey Rodrigo y para ello, recurre a la ayuda de unos señores que venían del norte de Africa y que una vez concretaba la OPA sobre Rodrigo tomaron el control de la empresa, que por aquel entonces era la Península Ibérica. Nada que no conozcamos hoy en día. Resultó que poco después, conquistaron toda la Península, menos un aldea de irreductibles galos .... ¡ah! no, que esa era otra historia ... en el Norte, en las montañas de Covadonga, alguien se levantó en pos de la liberta (aunque hay otra historia relacionada con cierta hermana liada con un rey moro y un obispo de mediador que también es interesante) y según crónicas, unas dicen que quedaron 20 asnos salvajes en las montañas alimentándose de la miel de los panales silvestres, la otra dice que 65.000 musulmanes perecieron por acción de la Virgen (que no debía saber contar, porque no hubo tantos musulmanes en la Península en esa época) ... sea como fuera, en el norte nació un incipiente reino que poco a poco se fue expandiendo: el Reino Asturiano. Poco a poco ese reino se expandió y llegó mas o menos desde Galicia al País Vasco (ese reino también tiene mucho que ver con la derrota de Roldán y Carlomagno en Roncesvalles, que no eran todo moros, sino que mas bien la emboscada la tendieron lo españoles, cristianos y musulmanes) y claro, teniendo frontera con los reinos musulmanes ¿cual era la mejor manera de defenderse? Pues arrasando las tierras de más allá de la frontera y creando una zona de nadie lo bastante amplia para desanimar a cualquier ejército a avanzar por ella dado que por aquel entonces no había los trenes de avituallamiento de ahora, los ejércitos vivían de arramblar con lo que había por donde pasaban, si no había nada, el ejército invasor se moría de hambre. Es el método de la tierra quemada. Ya Mennon lo quiso usar contra Alejandro Magno en la antigüedad, la había usado Vercingétorix contra Roma en la Galia, con posterioridad sería usada contra Napoleón en Rusia y en la SGM, primero por los rusos contra los alemanes y posteriormente, los alemanes contra los rusos.

Esa tierra fronteriza poco a poco se fue repoblando, a medida que las incursiones cristianas iban ganando terreno hacia el sur, mientras que las razzias musulmanas arrasaban las tierras cristianas, pero no las ocupaban. El Reino de Asturias pasó a ser el Reino de León y apareció el Condado de Castilla que con el tiempo llegó a ser reino. La base de su nombre son los castillos: estructuras ofensivas-defensivas que ocupaban territorios en disputa o peligrosos. En caso de ataque, la población se puede refugiar en sus murallas y desde allí se pueden organizar expediciones a territorio enemigo o sin hacer nada, sirve como amenaza.
Castillo de Fuensaldaña (Valladolid)
Castillo de Coyanza. Valencia de Don Juan (León)

Castillo de Torrelobatón (Valladolid)
Si nos fijamos en estos tres ejemplos,podemos ver castillos con muros de piedra, torres altas (otra cosa es que hayan desmochado las almenas por una u otra razón) sin fosos o con fosos pequeños. aunque muchos son mejorados posteriormente, tienen su origen en la Reconquista. Sin embargo, el Castillo de Coca se empieza a construir pocos años antes (unos 22, que en esa época y a la velocidad que se construían las cosas es anteayer) de la conquista de Granada. Es decir, se construye un castillo en una tierra dónde ya hay demasiados y que no hay demasiadas amenazas externas (internas es otra cosa, porque la forma de llegar al trono de Isabel la Católica no es lo que se dice ... legítima) Por eso digo que es un castillo joven en una tierra vieja. En Castilla, las grandes campañas de conquista había finalizado hacía años (siglos incluso) 

La segunda cosa que llamaría la atención es que los muros no sobresalen demasiado del suelo en comparación con otros (por ejemplo, el de Peñafiel)
Castillo de Peñafiel (Valladolid)

Esto es debido a que es un castillo mucho más moderno que los otros que he mostrado hasta ahora. Todos los castillo que he mostrado son castillos de lanza y espada, de arco y ballesta, mientras que el de Coca, al igual que el de la Mota es un castillo diseñada para y contra la artillería. Es un castillo muy avanzado para su época. Lo malo (o bueno, según se mire) es que llegó tarde y nunca se pudo demostrar su valía.

La defensa de un castillo no son sus muros, son sus almenas y matacanes. Desde allí los defensores pueden arrojar a los atacantes todo tipo de perrerías, desde aceite hirviendo, a pez pasando por piedras, proyectiles, etc. Las almenas protegen al defensor contra lo que lanza el atacante. Sin las almenas el castillo está indefenso y por eso, cuando un noble se rebelaba contra un rey, uno de los castigos, si perdía, era el desmochado de las torres de sus castillos.
Torre desmochada en el castillo templario de Ponferrada

Con las torres desmochadas los asaltantes pueden llegar fácilmente a los muros y derribarlos o asaltarlos dado que los defensores no pueden impedirlo (las almenas protegen a los defensores de los proyectiles que lanzan los atacantes).

Con la llegada de la artillería, era relativamente fácil batir las torres y una vez privados los defensores de su protección, acercar torres, escaleras, arietes o cavas minas bajo los muros para asaltarlos. Por eso es peculiar este castillo, está construido pensando en derrotar a la artillería y en usarla en su defensa. Quizás en ese momento y en ese lugar no fera la idea más moderna del mundo, pero mira, en el s.XX Ronald Reagan (que tampoco se destacaba por sus buenas ideas) reactivó y mejoró los acorazados serie Iowa. No es que fueran muy rentables y eficaces en comparación con un crucero moderno, pero funcionaban mejor que los Iowa de la SGM.

Lo primero que se ve es que los muros están diseñados para utilizar cañones. Si alguien ha paseado por los adarves de un castillo medieval verá que allí son complicados de usar. Lo verá si no tiene vértigo, que lo de subir y bajar de una muralla sin barandilla a veces, impresiona.

Cañoneras en los muros de Coca

Los muros que sobresalen poco del terreno presentan poco blanco a la artillería. Aparte de esos, tiene unos seis metros de grosor, con lo que resistían perfectamente los impactos de la artillería de la época. Pero muros bajos son fácilmente asaltables ¿Cómo resolverlo? Pues de una manera simple y eficaz, dado que si la montaña no va a Mahoma, Mahoma acaba yéndose a la playa, si los muros, son bajos, pues bajamos el suelo: profundos fosos que hacen que el asalto sea casi imposible.

Foso del castillo. El pilar era donde reposaba parte del puente levadizo.

Por supuesto, todos esos fosos tenían cañoneras que los podían barre con metralla a voluntad de los defensores (lamento no tener fotos mejores, pero la luz no acompañaba)

Para finalizar, hay dos detalles relacionados: su construcción en ladrillo y su buen estado de conservación. Del segundo hay que decir que el castillo ha sido restaurado y de hecho, está dentro la escuela de Formación Agraria con lo que el castillo está en uso (no sé a otros, pero a mi me parece un eso excelente para un castillo, al igual que el de Cuellar, que es un instituto) y del primer detalle, ha que decir que seguramente sigamos disfrutando del castillo gracias que su material no era interesante.  Todo lo que se podía vender fue vendido y de haber sido de piedra (como muchos otros) acabaría sus días como cantera de piedra para el pueblo (al menos una iglesia del pueblo tuvo ese final) Lo cierto es que en España, no es que el patrimonio de haya conservado, es que lo que tenemos es que se ha salvado, no conservado, bien porque nadie lo quería, bien porque estaba muy lejos para ser interesante (entre tu y yo, creo que es así en todas partes) 

Si quieres saber más de los entresijos del castillo, solo tienes que seguir este enlace.


Releyendo el texto he visto que me salió más largo de lo que esperaba. Espero que lo disfrutes como yo lo hice escribiéndolo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente descripción de este castillo, por cierto, ¿no te parece que la retauración fue realmente objetiva, sin tener en cuenta la idea original y creando un castillo "nuevo" que poco tuvo que ver con el original?.
Saludos.

Undry dijo...

Por las fotos que hay dentro del propio castillo, poco había que restaurar del interior, ya que estaban los muros y poco más.

El interior nuevo no tiene mucho que ver con lo que habría sido el antiguo, pero por lo menos, se ha conservado el castillo convertido en escuela. Me parece un peaje barato. Otros no hacen nada y se acaban cayendo.

Saludos