domingo, 12 de septiembre de 2010

Quema de coranes en EEUU o cómo demostrar que soy más burro que los talibanes

Ayer fue el aniversario del ataque a las Torres Gemelas por parte de los terroristas de Al Qaeda que costó la vida a 3.000 personas. Para conmemorar esto un pastor protestante proponía la realización de una quema de coranes ese mismo día. Para justificar tan glorioso acto publicó en su página 10 razones por las que hacerlo. Actualmente no están disponibles pero puedes encontrarlas traducidas aquí. Como curiosidad, analicemos algunas de ellas:
- Son escritos de origen humano. Si eso fuera una razón para quemar un libro, podríamos quemar todos los libros del mundo empezando por la Biblia. A lo mejor este señor está de acuerdo con los bárbaros que quemaron la Gran Biblioteca de Alejandría con el pretexto "si lo que ponen los libros discrepa con el Corán son falsos y si están de acuerdo, son redundantes"
- Los primeros escritos se registran 120 años después de la muerte de Mahoma. Al parecer, varios años tras la muerte de Mahoma (aunque menos de 120) se empezaron a recoger las palabras de éste. Seguramente Mahoma no dejara nada escrito porque el propio Corán dice: Creed en Dios y en su enviado, el profeta iletrado, que también cree en Dios y en su palabra (Sura VII, El Araf, versículo 158) Lo curioso es que con los Evangelios pasa exactamente lo mismo, con el agravante de que entre ellos tiene muchas contradicciones
- La ley islámica de carácter totalitario. No hay separación entre Iglesia y Estado. Este señor no oyó hablar en su vida de la Revolución Francesa y lo que significó para la civilización occidental.
- Un musulmán no tiene el derecho a cambiar de religión. La apostasía es punible con la muerte.  Esto dependerá de donde viva el señor en cuestión. Seguramente en Arabia Saudí o Irán, pero estoy seguro que los musulmanes que viven en EEUU podrán cambiar de religión las veces que quieran, al igual que los musulmanes alemanes o españoles (que los hay) Otra cosa es que la familia te vea mal, pero no vas a tener otro problema. Pero lo mismo pasaba con el cristianismo, incluso por cambiar de rama del cristianismo. Solo hay que ver lo querido que es Juliano el Apóstata y curiosamente, otro apóstata como Constantino (en este caso del paganismo) está muy bien visto.
- En lo profundo de la enseñanza islámica y la cultura es el miedo irracional y el odio de Occidente. Las religiones mayoritarias se basan en el miedo irracional, con lo que no es nada nuevo. El Islam copia cosas del judaísmo y del cristianismo, con lo que es normal que mantengan ese miedo. Claro que lo del odio a Occidente ... es sorprendente la capacidad de previsión de Mahoma, que 1400 años antes ya pensaba en Occidente. Y yo convencido que sus rivales eran las religiones politeísmos de Arabia y la lucha por el poder en  La Meca y Medina.

Al final, con esto me voy por los cerros de Úbeda  (Provincia de Jaén, un aceite cojonudo, dicho sea de paso) y lo que quería comentar era otra cosa. Supongo que a nadie le escapa que el mundo ahora mismo está viviendo un conflicto de baja intensidad (lo digo porque no hay grandes batallas, no porque no muera gente) entre un poder más o menos establecido (Occidente) y un fanatismo religioso que viene de una parte de Oriente y que está tocando mucho las narices por el mundo. Mientras que en Occidente hemos sufrido los atentados del 11-S en EEUU, el 11-M en Madrid y el 7-J en Londres, junto con multitud de atentados de menor alcance, en los países árabes lo están pasando aún peor.Irán tenía una sociedad relativamente moderna que está siendo asfixiada por el régimen islámico de los Ayatollah, Iraq ha pasado de ser un régimen laico (con un infame dictador dicho sea de paso) a ser un desastre dónde los islamistas capan por sus fueros, de Afganistán ni hablamos (con ese Stallone y sus películas glorificando a los talibanes) y no te cuento de los países del Eje del Bien de la península arábiga (donde los saudíes no tienen nada que envidiar a los iraníes)

Dentro de esta guerra, salvo que alguien proponga el exterminio total de todos los musulmanes (aunque seguro que más de uno lo piensa) no se puede ganar solo por la vía militar (entre otras cosas, porque no hay batallas, ni mando centralizado en el otro lado ni nada que se le parezca) y hay que ir ganándose a la población poco a poco, de manera que los radicales se queden sin gente y desaparezcan. Pues parece que algunos no se dan cuenta y se dedican a atizar el fuego con gasolina. Una quema pública de coranes no es la mejor idea para que la población de esos países te vea con buenos ojos (al igual que la quema de una bandera de EEUU te atraerá las simpatías de su población y al igual que reventar a un suicida en un autobús lleno de civiles en Israel es lo mejor para atraer las simpatías de los israelíes sobre los palestinos)

Ya sé que un talibán o un miembro de Hamás nunca va a razonar y pensar que está equivocado, pero leñe, que teóricamente somos más civilizados y sabemos hacer las cosas con la cabeza antes que con el corazón (que no suele ser la mejor manera de resolver los problemas) La próxima vez que maten a alguien deberíamos pensar si su asesino se decidió por la vía violenta al ver lo que hemos hecho aquí.

Y de lo malo, si esta gente quiere quemar un Corán, una Biblia o un Mortadelo en público, no le demos publicidad.

No hay comentarios: