lunes, 25 de octubre de 2010

Un año y un exoplaneta. Gl 581g

Hace más o menuos un año que comencé este blog. Lo cierto es que loas artículos de 2009 son más bien ... escasos, pobres y mediocres y hasta abril de 2010 no empieza a haber nada que merezca algo la pena pero desde entonces me he propuesto esforzarme un poco más (tampoco vamos a matarnos, pero por lo menos, que se note algo de vidilla) 

Superficie de Venus desde la nave Venera. Fuente: wikipedia
Tras este (poco) emotivo recordatorio, vuelvo a coger el teclado tras una pausa más larga de lo que deseaba (al menos quiero publicar un par de cosas a la semana) y creo que lo mejor que tenemos es algo sobre el controvertido exoplaneta que ultimamente está en boca de todos: Gliese 581 g. Este exoplaneta sonará a muchísima gente dado que desde que se descubrió han corrido ríos de tinta al respecto. Cierto que está en la zona habitable de su estrella, pero la cosa no es para lanzar las campanas al viento. Hay un planeta situado en la zona habitable de cierta estrella, de una masa muy similar a la de la Tierra, con un diámetro muy similar y para más INRI ha sido visitado por un par de naves construidas por el hombre y en el que seguramente no estaríamos muy a gusto. Tiene una presión atmosférica de 92 atmósferas en su superficie (aproximadamente como a 900 metros de profundidad en el mar) y una temperatura de casi 500ºC en su superficie. Además, estás harto de verlo. Es de las pocos objetos celestes que se ven de noche en nuestras excesivamente iluminadas ciudades, normalmente al anochecer o al amanecer. Su nombre recuerda a la diosa del amor, pero en realidad es un sitio donde llueve ácido sulfúrico (por suerte se evapora antes de llegar al suelo) Recibe diversos nombres pero posiblemente el más conocido sea el de la diosa del amor: Venus

Recientemente los dos últimos planetas descubiertos en torno a la estrella Gliese 581 se han caído de la lista de exoplanetas dado que al parecer los cálculos efectuados por los astrónomos no eran correctos del todo, pero ¿cómo se puede perder todo un planeta? Es sencillo, como ya comenté en mi anterior artículo sobre los exoplanetas hay diversas formas de localizar un planeta. Si tenemos la suerte de que pase frente a su estrella podemos determinar un montón de aspectos del planeta como su diámetro pero con Gliese 581 no tenemos tanta suerte. Los planetas de Gl 581 se detectan por medio de la velocidad angular de sus estrella, medida con el HARPS ¿qué significa eso? pues que los planetas producen ligeros movimientos en las estrellas a la hora de orbitar a su alrededor, produciendo que la luz se desplace al rojo o al azul, a medida que el planeta se acerca o se aleja de nosotros (Júpiter produce ese efecto en el sol) Obviamente, un bisho como HD 41004 B b, de unas 18 veces la masa de Júpiter (según la aplicación exoplanets) orbitando cada 31 horas en torno a su estrella que es 0,4 veces la masa del sol da unos tirones mucho mayores que lo que pudiera dar un planeta de tres veces la masa de la Tierra (que es un pelín menor) Entonces, lo que obtenemos es un mapa de los movimientos de la estrella que tiene un aspecto tal que así:
Variación de la velocidad radial de Gl 581. Fuente: www,eso.org
A partir de esto se empiezan a desarrollar modelos matemáticos que encajen en el movimiento de la estrella. Como es obvio, los gigantes gaseosos son relativamente sencillo de localizar, sobre todo si están próximos y hacen grandes efectos sobre la estrella. Cuando nos metemos en planetas más pequeños y múltiples, las cosa cambia y mucho por lo que los dos últimos planetas descubiertos en el sistema se caen de la lista (no quiere decir que no existen más, sólo que no se puede asegurar que estén) Seguramente en el futuro tendremos muchas más precisión a la hora de encontrar exoplanetas cada vez más pequeños aunque de momento, el sistema Gl 581 se queda así.

Sistema Gliese 581. Fuente: exoplanets
Lo cierto es que a la búsqueda de exoplanetas le queda muchísimo camino por recorrer (haciendo el paralelismo con el descubrimiento de América con Colón, yo creo ahora mismo que estamos metiendo los pies en el agua para avistar las islas Cíes desde la costa) lo que pasa es que el futuro ahora mismo no pinta muy bien pero nunca se sabe. A lo mejor los chinos nos dan una alegría y toman el relevo de Europa y EEUU.

1 comentario:

Alberto Fernandez-Soto dijo...

Hola... solo comentar que la historia de Gliese 581g, lejos de ser (creemos) que haya sido destruido por la Estrella de la Muerte por albergar tropas rebeldes, es un caso de inflacion periodistica de libro...

El articulo cientifico que anunciaba el descubrimiento decia que los datos indicaban que podria haber un planeta ahi, con caracteristicas capaces de albergar vida. Ya la nota de prensa que salio del telescopio decia que se habia descubierto un planeta capaz de albergar vida, y en pequenyo algo tipo "si las observaciones se confirman".

Evidentemente ese ultimo entrecomillado se cayo en seguida, y los primeros periodicos ya hablaban de un planeta similar a la tierra recien descubierto... de ahi a hablar de una segunda tierra, marcianos, etc, hubo un pasito de nada.

Ahora llegan otros cientificos y dicen que sus datos no permiten decir que el planeta este ahi (pero ojo, tampoco descartarlo). Como estos segundos datos son de mejor calidad, uno tiende a creer que, en efecto, el planeta no existe. Pero...

Y ya la hemos liado, ya hay articulos por ahi hablando de "cientificos que no tienen ni idea", de que "quien se va a fiar de la ciencia", o de que "dicen cosas por decir"... es un mundo complicao!!