miércoles, 20 de abril de 2011

Magufo de temporada: la Sábana Santa

Por fin llega la Semana Santa. Tras más de 100 días sin un festivo ya podemos disfrutar de unas jornadas de vacaciones. Claro que las vacaciones no serían lo mismo sin la típica tontería de estos días. Mientras que en diciembre salen las diversas interpretaciones del solsticio, pues en esta época siempre aparece alguna tontería sobre la Sábana Santa. Los sindólogos  o lo que es lo mismo, gente empeñada en que una falsificación (con gran calidad para su época, todo hay que decirlo) de la Edad Media es una cosa auténtica. No hay que confundirlos con los seguidores de González-Sinde, actualmente (en el momento de escribir esto) a sueldo de las discográficas Ministra de Cultura.

La propia Iglesia Católica admite que no hay ninguna evidencia de que la Sábana sea auténtica aunque les venga muy bien para el negocio y de hecho, uno de los primeros denunciantes del fraude es un obispo que ¡oh casualidad! es de la misma época en que aparece la Sábana y de la edad que atestigua el Carbono-14.

En el blog de Yamato hay una interesante entrada al respecto de la sábana. Y como asturiano y aunque sea por tocar las narices, reclamo la autenticidad del Pañolón de Oviedo, que no vamos a ser menos que los italianos leñe. Aparte de eso, por Internet hay un montón de argumentos a favor y en contra de la misma. No me voy a meter en cosas como que una sábana que envuelve a un cuerpo no puede tener la misma forma que una fotografía (la prueba es muy sencilla, te pones una tela envolviendo la cabeza, coges donde coincide con las orejas y miras a ver que tamaño de cabeza te queda. El yelmo de Mambrino te iba a queda pequeño ...) Tampoco vamos a comentar el tema de los leptones en los ojos (esto a mi me suena más pagano que judío) que alguien leyó Tiberius Caesar .... lástima que las monedas originales, de origen griego lo que pusieran era Tiberius Kaesar ... claro que los sindólogos dicen que es un error que se ha visto en más monedas de las que curiosamente no he visto ninguna foto (tampoco soy un experto numismático)

Al final, sometieron a la sábana de marras a una interesante prueba: la del Carbono-14. Para asegurar la calidad de la prueba se tomaron tres muestras de la sábana junto con otras dos de control y se llevaron a tres laboratorios a ver que decían. La cosa fue concluyente: la sábana en cuestión es del siglo XIV. Claro que los sindólogos no se podían quedar quietos y empezaron a denostar la prueba dando curiosas pruebas de errores, pruebas que el momento que te interesa un poco la física dan mas risa que otra cosa ¿a qué me refiero? Pues a dos cosillas principalmente:
- La sábana fue lavada a conciencia, contaminando la misma.
- En 1532 sufre un incendio que altera las propiedades del carbono-14.

Vamos a desmontar un poco esto. Los pocos que siguen este blog saben que tengo interés por la física y me gustan los temas de física nuclear y demás. No hace mucho estuve comentando un poco el tema de la radiación y comenté lo que era un isótopo. Básicamente es el mismo elemento con un número diferente de neutrones. En el caso del carbono, en la atmósfera se recibe un bombardeo de partículas cósmica que hace que el nitrógeno transmute en carbono. Este carbono lo absorben los seres vivos y es un porcentaje más o menos fijo de las carbono que contenemos. Cada 5.700 este carbono baja  a la mitad (semivida) lo que permite medir con precisión hace cuanto tiempo falleció el ser vivo (un ser vivo tiene un determinado porcentaje de carbono-14 que empieza a decaer a su muerte, cuando deja de incorporar carbono) La prueba del carbono-14 permite datar con una relativa precisión los cuerpos fallecido hasta unos 45.000 años. Esto sirve para dataciones anteriores a julio de 1945 (prueba Trinity) a partir de ese momento de descuajeringó el tema de los isótopos en la atmósfera.

Si tenemos en cuenta que la prueba del Carbono-14 mide la edad de los cuerpos que alguna vez estuvieron vivos (como el lino de la famosa sábana) lo interesante es eliminar la mayor cantidad de cuerpos extraños que  incordien, con lo que lo de lavar la muestra de la manera que más limpie es lo mejor. Tampoco pasa nada por eliminar parte de la muestra, interesa que lo que quede esté lo más limpio posible. Vamos, que si lo han limpiado es para no distorsionar su antigüedad con elementos más modernos.

El segundo argumento es más gracioso todavía. Un incendio ha alterado la proporción del carbono-14 .. si saben lo que es el carbono-14 están mintiendo como bellacos. Si no lo saben .. pues vamos a intentar explicarlo de una manera sencilla: el átomo tiene dos regiones diferenciadas que son la corteza y el núcleo. Las fuerzas que rigen el núcleo son la nuclear fuerte y débil mientras que en lo que ocurre en la corteza influye la fuerza electromagnética y en menor medida la gravedad. Las dos primeras son mucho más poderosas aunque con menos alcance que la tercera. La gravedad es casi despreciable a nivel atómico. 

Las reacciones químicas como la oxidación ocurren en la corteza de los átomos, es decir, dos átomos intercambian electrones de manera más o menos violenta absorbiendo o emitiendo energía y eso es una combustión: una oxidación bastante violenta pero ¿lo suficientemente violenta como para afectar al núcleo? La respuesta, como siempre, la encontramos en uno mis blog favoritos. Para que algo altere el núcleo atómico hace falta aportar mucha energía (la fuerza nuclear fuerte consigue sujetar sin problemas los protones con carga positiva, aunque con ayuda de los neutrones, para vencerla hace falta mucha energía) que ningún proceso químico actual es capaz de realizar (ni siquiera el grafito ardiendo de Chernóbil) con lo que un simple incendio no puede hacer ni de casualidad.

Para resumir, la sábana en cuestión es un interesante objeto de hace 700 años, sobre todo por la curiosa técnica fotográfica utilizada (aunque sea pintada) pero tiene lo de mágica lo que yo de guapo.

Saludos y felices vacaciones a todos.


2 comentarios:

Leto ATREIDES dijo...

¡¡JA, JA...!!
Ties más razones que Athenea...
Esti tema ye una babayada como una catedral (la de Uvieu, por ejemplo)
No me esplico como hay peña que cree en estes pijaes tan enormes.
Salu2

Undry dijo...

Tendrías que ver a uno que conozco yo, seguidor de Intereconomía y del Marca.