jueves, 12 de enero de 2012

Homeopatía ¿qué es?

Uno de los temas más o menos recurrentes de este blog (que aunque no lo parezca, es de cualquier tema) aparte de la astronomía y la física es el timo de la homeopatía. Al principio pensaba que era una especie de medicina natural, a base de hierbas y similares que no se caracteriza por su eficiencia (espacialmente si no sabe lo que se hace son hasta peligrosas) pero no deja de tener una base. De hecho, la mayor parte de los medicamentos derivan de esa medicina natural como por ejemplo la quinina, que se extraía de la corteza del quino y sirve para combatir la malaria. Claro que la homeopatía, a pesar de sus nombres de herboristería no es más que una idea de un iluminado de hace dos siglos que en su día era menos agresiva que la medicina de la época y ahora, no es más que un producto más de los que se ofrecen hoy en día que no sirven de nada. El problema es que hay gente que piensa que sirve y se olvida de la medicina que cura de verdad. Aunque no es un tema homeopático, el caso de Steve Jobs, CEO de Apple es un caso significativo. Steve padecía un tumor de páncreas (mortal en la mayor parte de los casos) pero que en su caso, era de los pocos que tenía operación (y posiblemente tenía dinero para pagársela) y en lugar de hacer esto, confió en una dieta que le vendía un iluminado ... creo que todos sabemos las consecuencias.

Vamos a ver lo que es la homeopatía utilizando como fuente uno de los laboratorios que se dedican a ello (no pongo nombres, pero el que quiera saber cual es, con hacer un copy-paste en google le sale)  La idea es que lo semejante pero en dosis minúsculas.

La homeopatía es un método terapéutico que consiste en administrar al paciente pequeñas dosis de una sustancia que, en dosis elevadas, provocaría en una persona sana la aparición de manifestaciones patológicas; pero en el enfermo que presenta manifestaciones similares, en dosis infinitesimales, es curativa.

Bajo este definición lo que quiere decir, en un lenguaje más simple, hay sustancias que producen ciertos síntomas (por ejemplo, el pelar cebolla y que te lloren los ojos) pero esas mismas sustancias, es dosis infinitesimales (vamos cero, como vimos anteriormente) curan. Claro que aquí hay un detalle que falla ... ¿qué curan? Pues los síntomas (bueno, eso dicen) pero hay un problema ... los síntomas son las manifestaciones de la enfermedad, no la enfermedad misma. De hecho, los médicos se pasan años estudiando como a partir de los síntomas se determina la enfermedad para luego tratarla (y aún así a veces se equivocan) Pero los homeópatas te recomiendan carbón vegetal (su humo hace toser, no sé que tienen contra el carbón de roca, que también echa humo de cojones) para casos de bronquitis crónica y se quedan tan anchos.

Luego hay una parte mucho más divertida sobre las cepas que utilizan para los productos. Bajo nombres latinos se encuentran camufladas cosas como la cebolla (Allium cepa) la cicuta (conium maculata; se aceptan chistes fáciles con el nombrecito)  o mierda de perro directamente (Excrementum can.) digo yo que esta última debe ser para limpiar los zapatos ¿y por qué llamo la atención sobre este hecho? La cosa es simple. Existe un medicina tradicional con una efectividad razonable que es la medicina natural, la de hierbecitas de toda la vida (a ver quien no se ha tomado una manzanilla cuando le duele el estómago o un café para despertar) basada en las propiedades de ciertas plantas (recordemos que gran parte de los medicamentos provienen de plantas, así que no van desencaminados) Por ejemplo y como dije antes, se sabía que las infusiones de las cortezas de los quinos (chinchona pubescens)  curaban la malaria  o como he dicho, el café te estimula. Pero tras esos remedios están los principios activos, la quinina en el caso del quino o la cafeína en el caso del café. Si queremos efectos más contundentes,  utilizamos esos componentes aislados. Sin embargo, los homeópatas no utilizan una base de cafeína o quinina, por poner un ejemplo, sino que (dicen que) usan la propia planta del café o el quino. Si ya era complicado con las diluciones/sucuciones el que te tocara una molécula de algo medianamente útil si encima añadimos que la fuente tiene de todo menos princpio activo, la acabamos de fastidiar del todo. A lo mejor estamos pensado que tomamos quinina potenciada homeopáticamente y resulta que  lo que estamos tomando (potenciada homeopáticamente no lo olvidemos) es madera de quino o una parte del intestino grueso de una procesionaria que pasaba por allí en ese momento.

Lo cierto es que es indiferente la base del tratamiento homeopático, desde la cebolla al positronio (partícula compuesta por un electrón y un positrón antes de su aniquilamiento)  nunca te va a tocar nada. Lo mismo podrían haber dicho que era sangre de unicornio o manzanas del huerto de las Hespérides

Al final, si te duele la cabeza y prefieres pagar cinco euros por algo que no sirve de nada en lugar de un euro por una caja de parecetamol es tu problema. Seguro que el farmacéutico se pone muy contento porque le dejas más margen y encima vas a volver más veces porque no sirve de nada.

El dinero es tuyo y haz con él lo que quieras, aunque recuerda que Rajoy también lo necesita (y te lo va a coger quieras o no) así que no gasten en chorradas lo que puedes gastar en pan.

No hay comentarios: