miércoles, 11 de abril de 2012

Consumo por km o como nos engañamos a nosotros mismos

Hay un hecho curioso que los vehículos de motor como aviones, barcos, tractores utilicen para medir su consumo como unidad el litro/hora. Lo cierto es que acostumbrado a ver casi siempre (o más bien exclusivamente el consumo de los coches) la primera vez que fui consciente de que los vehículos industriales tienen contadores de horas me chocó un poco. Luego, tras ver que eso era la tónica general me empecé a preguntar si tenía mucho sentido el calcular el consumo de los coches en litros/100 km. 

Tacómetro C-172. El contador indica las
horas de funcionamiento. Fuente: propia
Todo el mundo sabe que los coches suelen dar al menos dos cifras de consumo: el consumo en carretera y el consumo mixto de ciudad y carretera. Lo normal es que el consumo medio acabe siendo ligeramente superior al mixto, dependiendo del tipo de conducción. Con la generalización de los ordenadores de a bordo en los coches parece haberse desatado una competición de a ver cual gasta menos y a la gente no le importa hacerse trampas a sí mismo con tal de dar la cifra más baja. En cierta ocasión se lo pregunté a un amigo y me contestó que esperara a que estuviera en carretera para poner el ordenador a 0 para medir el consumo, que si lo hacía desde parado marcaba más ... que yo sepa el señor de la gasolinera no le iba a cobrar por lo que marcara su ordenador sino por lo litros que le echara.

Yo encuentro que el tema de medir el consumo en litros por 100 kms es principalmente altamente variable. Depende completamente de las circunstancias de la conducción, en ocasiones el consumo baja, en otras, sube ... habría que buscar un consumo medio alargándolo lo más posible con el fin de evitar errores. Por ejemplo, yo tengo un coche que gasta bastante (para mi bolsillo) y el consumo baja considerablemente cuando bajo la autopista del Huerna y mira, cosa curiosa, al subirla, el consumo se dispara. Si pillo un atasco o hago mucha ciudad el consumo aumenta, pero si hago carretera, baja. He conseguido el récord de bajo consumo y velocidad media en un viaje a Salamanca, cuando la limitación de 110

Velocidad media. Fuente: propia
Se me ocurre una forma un poco más racional de mirar el consumo y no es otra que aplicar el mismo criterio que el resto de vehículos a motor: el consumo por hora. Un observador avezado podrá decir que la cosa depende mucho de las condiciones pero curiosamente, a la larga, la velocidad media suele acabar estabilizándose en torno a los 55 km/h en mi caso (que nadie se haga ilusiones, por ahí o menos andarán las de todos, que hay que contar todo el tiempo que el coche está en marcha) Para llegar esta conclusión no he hecho 100 ni 200 kms. Ni 1.000 ni 2.000 sino un periplo de 3.384 Km. Esto no ha sido un viaje largo a Europa (la media hubiera salido mayor) sino a lo largo de un mes y pico. El consumo total ha sido de 255,5 litros en casi 63 horas con el motor encendido (la racha más larga con el motor arrancado de una vez ha sido de unas dos horas y algo, el tiempo necesario para recorrer 240 km de un tirón) 

Al final, el consumo por hora sale en unos 4,08 litros (si lo paso a kms con esa media son unos 7,55 litros a los 100, que coincide con lo que dice el ordenador) y creo que esa medida es mejor para calcular los consumos que el consumo por 100 litros. Según mi ordenador, con el coche al ralentí el consumo es de 1 litro/hora. En marcha por autopista es superior a esos cuatro litros hora pero claro, en una hora yo hago más de 100 kms (aunque por poco)

Kms recorridos. Fuente propia.
Al final, si quiero saber lo que me consume el coche para ir a trabajar, mejor multiplico el tiempo por 4 litros/hora y de ahí saco el consumo que miro los kms. Y en sitios dónde hay muchos atascos, razón de más. No hay que olvidar que unos de los trucos a que recurren los coches modernos para economizar combustible es a detener el motor con el vehículo parado ... y funciona muy bien.

Lo que no debemos de hacer es querer engañarnos a nosotros mismos con tramos cortos  (100-200 kms) en condiciones favorables. Estamos en crisis y el de la gasolinera nos va a cobrar por lo que echemos, no por lo que pensamos que consumimos. El coche gasta sólo por arrancarlo, así que no es mala idea dejarlo en casa de vez en cuando. Encima, es sano.

No hay comentarios: